Malaga CF

El Unicaja regresa a medio gas

Granger, ayer en el gimnasio del Palacio de los Deportes.
Granger, ayer en el gimnasio del Palacio de los Deportes. / Salvador Salas
  • El equipo retoma el trabajo de forma escalonada y ayer solo se ejercitaron cuatro jugadores de la plantilla

  • «Creo que se han hecho buenos fichajes», dice Fran Vázquez, que ayer empezó la pretemporada junto a Carlos Suárez, Granger y Maodo

Ha pasado tanto tiempo desde que el Unicaja terminó la temporada –más de tres meses, inexplicable un periodo tan largo de actividad por parte de la ACB– que el regreso al trabajo de ayer supo a poco. Es cierto que, como otros años, la vuelta de los jugadores se realiza de manera escalonada, que hay varios profesionales que están con sus selecciones y que los entrenamientos como tal no empezarán hasta la próxima semana, con Plaza al frente. Pero es que ayer el equipo malagueño no tenía efectivos ni para un quinteto titular. Solo cuatro jugadores de la primera plantilla sudaron la camiseta ayer en el Palacio de los Deportes: Fran Vázquez, Suárez, Granger y Maodo, que este año formará parte de pleno derecho del Unicaja. Además, en las pruebas físicas participaron también Mo Soluade, escolta que jugará en el Clínicas Rincón aunque podría tener minutos a las órdenes de Plaza y Alberto Díaz, base que podría salir cedido a algún club ACB (el Unicaja tiene tres ofertas sobre la mesa para hacerse con los servicios del malagueño).

La jornada empezó con los controles médicos en el Hospital Quirón y luego los jugadores se trasladaron al Palacio de los Deportes para realizar los habituales tests físicos, de osteopatía y posturología. Ante la ausencia aún del cuerpo técnico (Plaza llegará previsiblemente mañana a Málaga), el preparador físico Enrique Salinas llevaba el mando, junto a los fisioterapeutas Mario Bárbara y María López. Entre los jugadores, ambiente distendido y relajado. Algunos como Granger ya llevan varias jornadas trabajando en solitario y otros como Fran Vázquez reconocía entre risas que las vacaciones les seguían pareciendo cortas. «Hay ganas de comenzar una temporada nueva, como los niños pequeños en la vuelta al colegio. Estamos con ganas de trabajar aunque todavía seamos pocos jugadores pero esa ilusión y esas ganas de volver al trabajo nunca faltan», aseguró. Eso sí, ni rastro de trabajo en pista y con balón, que empezarán el próximo lunes: «Esta semana es un plan más físico pero también tenemos ganas de tocar el balón, que ya hace algún tiempo que no lo hacemos». Vázquez opinó que el club malagueño se ha movido bien en el mercado de fichajes – «parece que se han hecho buenos fichajes, ahora toca trabajar para que podamos demostrarlo en la pista»– y cuestionado por este periódico, habló de su nuevo compañero de puesto. «A Golubovic lo conozco porque he jugado contra él. Ha jugado muy bien esta temporada y también jugó muy bien en el CAI. Está a un nivel increíble y ojalá podamos hacer muchas cosas juntos», afirmó. «Con el resto de fichajes no he jugado mucho, pero viendo estadísticas y lo que la gente comenta creo que son grandes incorporaciones y espero que no tengan problemas para adaptarse», declaró.

Hoy se incorporará al grupo el canterano Romaric y también llega a Málaga Caleb Green, que se unirá mañana miércoles tras pasar los reconocimientos médicos. El jueves ya estará la plantilla al completo menos los internacionales y quizás con el entrenador ya en la ciudad.