Malaga CF

Sufrido triunfo del Unicaja en la Copa Andalucía (77-74)

  • El conjunto malagueño se impuso al Baloncesto Sevilla pese a su mala segunda parte. Markovic y Vasileiadis, los más destacados

No se fueron defraudados los espectadores que acudieron a Benahavís a la Copa Andalucía. Hubo emoción, jugadas espectaculares y triunfo del Unicaja, que sumó un nuevo título autonómico. Eso sí, al conjunto de Plaza le costó más de lo previsto doblegar al Baloncesto Sevilla, especialmente tras el dominio visto en la primera parte. Sufrió el conjunto malagueño que encajó un parcial de 0-17 entre el final del tercer cuarto y el principio del segundo. Entre las conclusiones positivas, el buen papel de Markovic, muy sólido todo el partido y la capacidad anotadora de Vasileadis, que terminó con 18 puntos (tres triples sin fallo). Además, Kuzminskas resultó determinante en la última jugada, al taponar a Byars y terminar culminando con un mate que valió la victoria para su equipo (77-74).

El primer quinteto que puso en pista Plaza podría ser perfectamente uno de los equipos iniciales durante la competición, en el que Kuzminskas ocupaba el puesto de alero (Suárez sigue lesionado), junto a Granger, Toolson, Green y Vázquez. El Unicaja tuvo un arranque muy intenso y pilló un poco desprevenido al Baloncesto Sevilla, que en algo más de tres minutos se vio con un parcial de 11-0 en el marcador. Los hombres de Plaza forzaron muchas pérdidas del equipo visitante (cinco en el primer cuarto) y Kuzminskas se mostró muy activo en ataque con 4 puntos. Por su parte, los porcentajes de tiro del Sevilla eran de pena.

Tuvo que parar el partido Scoth Roth, el técnico rival, para aclararle las ideas a sus jugadores. Los triples de Vasileiadis y Green aumentaron la ventaja, aunque el buen hacer del pívot del Sevilla Hernangómez permitió que las diferencias no fueran sonrojantes (23-11 tras el primer periodo). Debutó Markovic en el primer cuarto, dejando muy buenas sensaciones tanto en defensa, como en ataque ordenando el juego del Unicaja e incluso anotando de tres.

El Baloncesto Sevilla siguió explotando la debilidad defensiva de los hombres altos del Unicaja, ya que tanto Golubovic como Thomas tenían muchos problemas para frenar a Hernangómez y Porzingis. La gran novedad antes del descanso fue ver jugar unos minutos a Dragic de base. Plaza quiere que el esloveno se acostumbre a jugar en esta posición, para poder tener un tercer base en la plantilla. Un espectacular alley-oop entre Granger y Vázquez y los puntos exteriores de Kuzminskas y Vasileiadis fueron suficientes para llegar al descanso con una cómoda ventaja (40-29).

Parecía que iba a romper el partido el Unicaja tras el descanso, con los puntos de Thomas -mucho mejor hoy el norteamericano-, Vasileiadis y un robo y mate de Dragic, muy motivado. La pareja exterior que pueden formar el griego y el esloveno puede ser determinante, ya que son dos jugadores con muchos puntos en sus manos y que además parecen estar en un buen punto de madurez. El Baloncesto Sevilla buscó entonces los puntos en el lanzamiento exterior y acertaron Berni y Byars desde la línea de triples (dos seguidos para este último) para volver a poner el marcador en diferencias en torno a los diez puntos. Tuvo tiempo el conjunto rival para acercarse aún más en el marcador con un parcial de 0-9 al final del tercer cuarto (61-55).

No se frenó ahí el equipo de la capital andaluza y siguió con un parcial abierto de 0-14 que le permitió empatar el partido a 61 a falta de 8 minutos. El Unicaja empezó a dudar, con malos ataques y varias pérdidas de balón, lo que le dio emoción al partido. Vasileadis seguía manteniendo a su equipo gracias a su acierto exterior, aunque el Sevilla no estaba dispuesto a facilitar la victoria local. El partido se decidió en los últimos 20 segundos, con dos tiros libres de Vasileadis y el mate final de Kuzminskas.