Malaga CF

Muestra de solidez ante el Efes

Green defiende la posición.
Green defiende la posición. / Fotopress/R. Mariscal
  • El Unicaja dominó todo el encuentro para lograr su primer triunfo en la Gloria Cup

El Unicaja superó ayer una prueba más en su puesta a punto para el inicio de la competición oficial. La pretemporada del equipo malagueño aumenta su dificultad esta semana, en una Gloria Cup repleta de rivales de primer nivel. En su estreno en el prestigioso torneo turco, sumó una victoria ante el Anadolu Efes (76-67) y dio muestras de solidez al dominar durante todo el encuentro a uno de los equipos potentes de la Euroliga, al menos en teoría. El nuevo proyecto que lidera el técnico Ivkovic está aún en paños menores, con muchas caras nuevas y ausencias ayer como las de Planinic o Krstic, dos jugadores de primer nivel. Pero aún así, una plantilla con Saric, Draper, Bjelica, Perperoglou o Lasme siempre es peligrosa y el Unicaja consiguió mantenerla a raya durante los cuatro cuartos (solo perdió el primero y por un punto). Lejos de casa y sin apoyo del público local, el conjunto de Plaza dio buena imagen y hoy se medirá al Olympiacos (17.00 horas) para conseguir una plaza en la final del torneo.

Dos de los referentes del equipo la pasada temporada volvieron a liderar ayer al Unicaja: Granger y Dragic. El crecimiento del base uruguayo en la anterior campaña ya fue destacable, pero es que va a más. Granger tiene confianza, no se esconde y cada vez hace más cosas. Pese a no ser un especialista en el triple, ayer protagonizó una serie de tres consecutivos en el segundo cuarto que pilló por sorpresa al Efes. Y Dragic volvió a demostrar lo importante que es. Pese a todas las informaciones sobre su futuro en la NBA, el esloveno cuando se viste de corto solo piensa en ayudar a su equipo. Ayer, pese a no hacer su mejor partido, terminó como el máximo anotador con 14 puntos.

De los nuevos miembros de la plantilla, agradó ver la versión más efectiva de Golubovic. En los anteriores encuentros de pretemporada, el pívot mostró más sus debilidades –escasa movilidad y contundencia– que sus fortalezas. Ante el Efes aprovechó sus centímetros para acabar en dobles figuras. Ante pívots con menos altura, como Lasme, hará mucho daño.

El primer cuarto del encuentro apenas tuvo historia, ya que ambos equipos empezaron muy desacertados. El Unicaja hizo un parcial de 8-2 culminado con un triple de Markovic pero el Efes lo neutralizó con los puntos de Lasme. El intercambio de canastas y también de errores hizo que el marcador tras los diez primeros minutos reflejara un igualado 21-22 para el Efes, tras una canasta de Saric.

El arranque del segundo cuarto se convirtió en un concurso de triples para el conjunto de Plaza. Si hubiera que nombrar un ganador, ese sería Granger, con tres seguidos. Thomas y Vasileaidis también anotaron desde la línea de 6,75 para poner al Unicaja a diez puntos (38-28). Fran Vázquez tomó el relevo anotador, pero los hombres de Ivkovic, especialmente Saric y Perperoglou, no permitieron que los visitantes se fueran al descanso con una renta muy elevada (45-41).

Los jugadores colgaron una foto en el vestuario con Rosa Mariscal, jefa de prensa y María López, fisioterapeuta.

Los jugadores colgaron una foto en el vestuario con Rosa Mariscal, jefa de prensa y María López, fisioterapeuta. / @jaygranger11

Tras el descanso, el Efes tampoco salió muy centrado para darle la vuelta al marcador y el conjunto malagueño lo aprovechó. Anotó con fluidez en unos buenos minutos de Kuzminkas y Dragic y subió el nivel en defensa.

Bloqueo del Efes

El conjunto turco se quedó bloqueado ante la intensidad malagueña y solo anotó dos puntos (Janning) en seis minutos. También hubo tiempo para volver a ver a Dragic de base, un recurso que Plaza quiere emplear esta temporada. El esloveno aún está fuera de sitio en labores de director de orquesta, pero su capacidad de aprendizaje está fuera de dudas. Una canasta de Vasileiadis dio una ventaja de 14 puntos para el Unicaja, que parecía definitiva. Al final del cuarto, el Efes redujo distancias, pero eso no incomodó al Unicaja (62-53).

El periodo final no cambió mucho el choque. El Unicaja siguió con las riendas del partido e Ivkovic parecía darlo por perdido. Un triple de Granger, una penetración de Kuzminskas, un mate de Golubovic en el que estuvo a punto de echar abajo la canasta... El Unicaja sumaba sin muchas dificultades para terminar ganando el partido por 76-67. Buen partido del equipo malagueño, que sigue progresando.