Malaga CF

La Copa ‘desafortunada’

Álex Suárez, durante el partido contra el Real Madrid.
Álex Suárez, durante el partido contra el Real Madrid. / ACB PHOTOS
  • La edición de Las Palmas pasará a la historia por la mala climatología, el poco protagonismo de las aficiones y la irrupción de varios jóvenes valores

La Copa del Rey echó ayer el telón con más sombras que luces y eso que se marchó hasta las Islas Canarias buscando el calor del sol y un escenario como el Gran Canaria Arena, pero ni lo uno ni lo otro. Sin embargo, no hay nada comparable a este torneo ni por organización ni a nivel de espectáculo deportivo.

Cinco días de lluvia y viento

Ha sido lo más comentado durante la Copa del Rey. Si lo que pretendía el Cabildo era promocionar la imagen de Las Palmas como destino turístico invernal, que ya de por sí lo es, el desembolso del canon ha sido dinero tirado. Cinco días de lluvia y viento han provocado que las actividades paralelas a la Copa celebradas al aire libre tuviesen que ser suspendidas. En la playa de las Canteras se montó una pista como sede de la Minicopa, pero las lluvias intermitentes y el fuerte viento obligaron a trasladarla a la mítica pista del Centro Insular de Deportes.

El pabellón, decepcionante

Otro de los temas de conversación entre periodistas y aficionados. El Gran Canaria Arena ha costado 70 millones de euros y ha sido una pesadilla para los espectadores y la prensa. La temperatura en el interior era gélida, por las corrientes de aire, según se explicó, que se generan por la construcción de la instalación. Literalmente hacía viento. La mala visibilidad que tenían los aficionados en varias zonas de las gradas generó bastante descontento. A esto se unió la ausencia de transporte público fluido en la zona donde está ubicado.

Suárez, Hezonja y Granger

La Copa del Rey es el mejor escaparate en el baloncesto europeo tras la Final Four. Varios jugadores la han aprovechado para mostrar sus cualidades. Uno de ellos es Granger, cuya salida del Unicaja se da por segura al final de temporada por la pléyade de agentes reunidos en Las Palmas. Otro es Kuzminskas, que ha brillado en los dos partidos del Unicaja. Además ha sido la Copa de los jóvenes talentos, como el croata del Barcelona Mario Hezonja, excelente tirador y con unas condiciones físicas sobresalientes. El equipo catalán tiene algunos de los mejores jóvenes del momento, como Abrines, otro de los destacados. Quizá con menos nombre que los anteriormente citados, pero con una actuación sobresaliente aparece el Álex Suárez. El ala-pívot del Joventut no estará en el equipo de Badalona la próxima campaña. En Las Palmas confirmó su progresión para enrolarse en breve en un equipo con mayores aspiraciones con unas cualidades excelentes con 2,05 metros y solo 21 años.

La organización, de diez

Coordinar a ocho equipos, ocho aficiones, 400 periodistas y cientos de invitados no es fácil, y la ACB lo hace de maravilla. El equipo que desplazó a Las Palmas cuidó todos los detalles, siempre dando facilidades y con mínimos errores. Nueva presentación, espectáculo dentro de la pista con actuaciones, juegos y concursos. La próxima cita es en La Coruña, allí al menos ya se sabe que la lluvia está casi asegurada y no será una mala sorpresa como en Las Palmas.