Malaga CF
Cristian Uta, otra perla en peligro

Cristian Uta, otra perla en peligro

  • El pívot rumano mide 2,10 con 17 años, y es uno de los valores más sólidos de la cantera del conjunto malagueño

Es un desconocido para el gran público, pero no para los más cercanos a la cantera del Unicaja y para los ojeadores de las universidades de Estados Unidos que peinan el mercado europeo a la caza de jóvenes talentos. Cristian Uta Rares (2,10 y 17 años) debutará esta semana con el primer equipo del Unicaja frente al Khimki en el Torneo Costa del Sol, que arrancará el jueves en Álora. Será entonces cuando muchos aficionados del Unicaja descubran a este nuevo talento de la factoría de Los Guindos y a cuya puerta no paran de llamar distintas universidades estadounidenses, como sucedió en su día con Domantas Sabonis, Francis Alonso o Rubén Guerrero. Uta tiene buenos movimientos, grandes fundamentos técnicos y un enorme margen de progresión, lo que unido a sus 2,10 metros lo convierten en un jugador más que interesante.

Uta llegó al Unicaja hace dos temporadas acompañado de otro rumano, Bogdan Popa, que este verano ha abandonado el club. En la entidad cajista existe cierta confianza en que con Uta no suceda lo mismo que con Uta. Hay que recordar que para recalar en la Liga Universitaria de Estados Unidos hay que cumplir una serie de requisitos, entre ellos, no haber tenido un contrato con un club previo o haber tenido representante. En el caso del pívot rumano, está en Málaga becado por el Unicaja, como otros jugadores extranjeros o nacionales de fuera de Málaga. Además, su carrera está supervisada por Arturo Ortega, uno de los agentes más importantes del país y que también trabaja con Edwin Jackson, Alberto Díaz y Kuzminskas. A pesar de que esto dificultaría su salto a Estados Unidos, tampoco sería definitivo, pues era conocido que Ortega también llevaba con Domantas Sabonis, que se marchó a la Universidad de Gonzaga.

Los técnicos de la cantera del Unicaja hablan muy bien del rumano. «Es un chico disciplinado dentro y fuera de la pista. Lo tiene todo para llegar», dicen. En verano estuvo vigilado por el asistente de Joan Plaza, Antonio Herrera, en el campus de tecnificación con los mejores jóvenes de la cantera. Este año estará a las órdenes de Paco Aurioles en el Clínicas Rincón, equipo en el que se espera que continúe con la progresión que acumula.