Ocasión para enderezar el rumbo

Shemadini habla con Lessort durante un partido. /Salvador Salas
Shemadini habla con Lessort durante un partido. / Salvador Salas

El Unicaja precisa ganar esta noche al Limoges para relanzar sus opciones de clasificación en la Eurocup

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Hace 19 años el nombre de Limoges pasó a engordar el diccionario baloncestístico malagueño. El entonces emergente Unicaja disputaba su primera final de la ya extinta Copa Korac ante un rival liderado por el magnífico Marcus Brown, que le dio un repaso en el choque de ida (80-58) y que en un abarrotado Ciudad Jardín aguantó sin problemas la renta. Al año siguiente, el Unicaja ganó al título de forma incontestable confirmando así la sólida apuesta que se hacía desde la entidad financiera patrocinadora del club. Fue una situación inversa a la de su rival en aquella final, que fue descendido por problemas económicos a la segunda división francesa y que años más tarde, en 2003, tocó fondo al jugar en tercera división por el mismo motivo.

El Limoges, campeón de Europa en 1993, tardó en salir del pozo, pero lo hizo de forma brillante para ganar dos títulos de Liga, en el último de ellos en 2015 liderado por Jamar Smith, que encandiló a Joan Plaza y que ordenó su contratación al verano siguiente como referente exterior de su tercer proyecto en Málaga.

Sin la trascendencia de aquella final, los dos equipos se vuelven a ver las caras esta noche en el Palacio de los Deportes, pero el encuentro tiene una gran importancia para el Unicaja, que tiene la oportunidad de relanzar sus opciones en la Eurocup si sale victorioso. Después de una derrota (Valencia) y una victoria ajustada (Estrella Roja), el conjunto que dirige Luis Casimiro ganaría tranquilidad si gana al Limoges (21.00 horas), antes de devolverle la visita al equipo francés para luego recibir al Valencia.

Para el equipo que dirige Francois Peronnet hay más urgencias. No conoce la victoria en el Top-16 y si esta noche pierde ya no tendrá nada que hacer en esta Eurocup. El Unicaja no sólo precisa un triunfo, sino además hacerlo por la mayor renta posible, aunque no será fácil. Pese a no haber ganado ningún partido, el Limoges compitió bien contra el Estrella Roja y frente al Valencia, y hoy hará lo propio en Málaga.

Se trata de un equipo que, como muchos conjuntos franceses, destaca por su físico, y que insiste desde la línea de tres puntos cada vez que tiene la oportunidad, además con mucha puntería. Es el segundo mejor en tiros de tres de la Eurocup con varios jugadores rondando el 50% de eficacia: Isaiah Miles (51.2%), Axel Bouteille (50.0%), Dwight Hardy (47.8%) y William Howard (46.0%); todo un contraste con el Unicaja, que es el tercero con peor porcentaje en lo que va de Top-16.

El Unicaja no podrá contar hoy con Ryan Boatright, que ya podrá ser inscrito en la Eurocup para el choque de la próxima semana. El estadounidense vendría bien para contrarrestar el peligro ofensivo de Dwight Hardy, el mejor jugador del Limoges. El escolta, con una dilatada experiencia en Europa es el máximo anotador del conjunto galo y el hombre a vigilar.

Casimiro no quiere confianzas: «El Limoges es un buen equipo»

El entrenador del Unicaja, Luis Casimiro, dijo que ve a su equipo en una buena línea para afrontar el choque de esta noche ante el Limoges en la Eurocup (21.00 horas). Desde el club se hace un llamamiento a la afición, pues se han vendido pocas entradas para un encuentro que, de ganarse, relanzaría las opciones de acabar entre los dos primeros y se ha lanzado una oferta de entradas a ocho euros. «No necesitamos ganar para dar tranquilidad, pero sí porque debemos seguir compitiendo porque es una competición corta. El equipo ha retomado la situación y tenemos que seguir en esta línea de competir bien en cada encuentro», dijo Casimiro. El técnico apuntó algunas claves del peligro del Limoges: «Es un buen equipo. Tiene mucho 'atleticismo'. Muchos jugadores versátiles, que hacen un buen trabajo. Compitió bien en Belgrado y lo mismo le pasó en su pista contra el Valencia. Debemos respetarlo muchísimo porque está entre los mejores y eso quiere decir que ha hecho un buen trabajo para llegar hasta aquí». «Me preocupa su tiro exterior y la polivalencia de sus jugadores. Nosotros tenemos otras virtudes», finalizó.

 

Fotos

Vídeos