Un partido con aroma a final

Casimiro, pendiente del triple de Waczynski en Berlín./EUROCUP
Casimiro, pendiente del triple de Waczynski en Berlín. / EUROCUP

El Unicaja siempre luchó por el título europeo cuando superó la ronda de cuartos de final, como puede ocurrir esta noche si gana al Alba Berlín

José Miguel Aguilar
JOSÉ MIGUEL AGUILAR

El olor a azahar que impregna las calles de Málaga embriaga al Unicaja. Las flores blancas que colorean naranjos, limoneros y cidros despiertan en el equipo malagueño una fuerza inusitada. Ya es primavera en el paraíso y el baloncesto recobra en esta tierra toda su intensidad. Así es desde tiempos remotos, cuando un modesto club irrumpía en la élite con la modestia por bandera y la ambición como objetivo. Marzo es un mes que en la Costa del Sol recobra todo el sentido vital de una estación emocionalmente fogosa. En competiciones donde las victorias suman a su valor natural el paso a la siguiente eliminatoria hay un dato demoledor: siempre que el conjunto de Los Guindos superó los cuartos de final luchó por el título continental. Así de contundente. Y suele producirse por estas fechas, día arriba, día abajo. De ahí, el ambiente y la ilusión que se respira ante el partido de esta noche en el Palacio de los Deportes Martín Carpena frente al Alba Berlín. Un triunfo ante su afición le permitirá clasificarse para semifinales, donde el Unicaja nunca cayó. Por eso el de hoy es un encuentro con un aroma especial, el de las grandes ocasiones.

Ocurrió así en la Copa Korac en las dos ediciones en las que avanzó en el torneo: en el año 2000 eliminó al Maroussi griego en cuartos, al Estudiantes en semifinales (con aquella cita histórica en el antiguo Magariños) y se enfrentó al Limoges en la final, que se perdió por la renta cedida en tierras francesas; y en 2001, con un recorrido que tuvo como protagonistas al cuadro israelí del Maccabi Ironi Ramat Gan, al holandés Ricoh Amsterdam y al conjunto serbio Hemofarm Vrsac, desembocando en el primer título de su historia y el primero para el baloncesto andaluz en Europa. Y, además, a lo grande, venciendo en los dos partidos y por 30 puntos de diferencia en la ida, ante una afición malagueña enfervorecida.

Más reciente es la conquista de la Eurocup en 2017, con Bayern Munich, Lokomotiv Kuban y Valencia como cimas holladas e inesperadas para un título largamente anhelado cuyo premio añadido fue la clasificación para la Euroliga de la siguiente temporada.

Algo parecido ocurrió también en la máxima competición continental, cuando en el único cruce disputado en la historia 'cajista', esa recordada serie frente al Barcelona con el triple de Pepe Sánchez en la memoria de los buenos aficionados, le condujo a la 'Final Four' de Atenas 2007. Fue una Euroliga inolvidable.

Las estadísticas están para romperse, pero la historia no miente y el Unicaja se crece en estas fechas de sol radiante, noches frescas y el aroma inconfundible de una Málaga pletórica por la irrupción de la primavera, la estación más bella para los sentidos. Y para los triunfos de postín.

Triunfos por 1 punto

S olo diez partidos en toda la historia europea del Unicaja se saldaron con victoria por un solo punto, resultado que se dio el pasado martes en Berlín. Y resulta que esta es la temporada en la que se han dado marcadores apretados en más ocasiones, ya que el cuadro malagueño acumula tres triunfos por un solo punto, uno por fase, en Turín, Limoges y en la capital alemana. Y hay otro dato curioso: de las diez victorias por un punto ocho de ellas se produjeron lejos de Málaga. Dos detalles inauditos en la trayectoria continental 'cajista'.

Cifras redondas en anotación

Jaime Fernández y Shermadini son los últimos jugadores que integran la lista de anotadores de cifras redondas en la historia del Unicaja. El madrileño, antes de lesionarse en la Copa del Rey, logró en Belgrado el punto 33.000 en Europa (contando las tres competiciones en las que ha participado el club de Los Guindos), mientras el pívot georgiano consiguió el punto 3.000 en la Eurocup. Berni Rodríguez y Carlos Cabezas encabezan este 'ranking' al conseguir inscribir su nombre hasta en cuatro ocasiones dada su dilatada trayectoria con la camiseta verde.