Un partido de otra década

Herrmann lanza a canasta en 2005 ante el Breogán./SUR
Herrmann lanza a canasta en 2005 ante el Breogán. / SUR

El Unicaja defiende su condición de invicto como local ante el Cafés Candelas Breogán, recién ascendido

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Hace 13 años, el entonces Leche Río Breogán lograba una victoria de prestigio al ganar al Unicaja en el Palacio de los Deportes por un ajustado 74-77 gracias a un triple del serbio Ostojic. Atrás quedaba un partido jugado mano a mano entre Jorge Garbajosa y Pete Mickeal, que firmaron 22 y 24 puntos cada uno. Despuntaba el alero en el baloncesto nacional antes de dar el salto a los grandes de la Liga y confirmarse como uno de los mejores extranjeros que han pasado por la ACB. Sergio Scariolo calificó el partido de aquel equipo que acabaría ganando la Liga de «una prueba de inmadurez». De aquel Unicaja sólo quedan tres jugadores en activo: Alfonso Sánchez y Carlos Cabezas, que están sin equipo, y el argentino Walter Herrmann, que a sus 39 años sigue metiendo canastas en el Obras Sanitarias de su país. Como dato curioso, en el bando rival Alfonso Reyes, ahora presidente de la Asociación de Baloncestistas Profesionales, apuraba su carrera y el malagueño David Gil jugaba sus últimos partidos en la ACB.

Ha llovido mucho desde aquella última visita del Breogán, un histórico del baloncesto español, a Málaga. Los intereses de los dos equipos, sin embargo, son casi los mismos. El cuadro gallego que dirige Natxo Lezkano lucha por mantenerse, mientras que el Unicaja busca un triunfo que dé continuidad a su gran temporada hasta el momento como local.

El conjunto malagueño tratará de resarcirse de la derrota de la semana anterior en Burgos para mantenerse cerca del trío de cabeza

No conoce la derrota el conjunto de Luis Casimiro esta campaña en Málaga. Todo victorias, con buenos partidos y exhibiciones ofensivas como la del pasado miércoles en la Eurocup frente al Rytas Vinius, lo que tiene encandilada a su afición. Mantener esta dinámica con ese nivel de lucimiento es complicado, pero parece la seña de identidad de este equipo que sorprende por su rendimiento a propios y extraños.

Con el tercer mejor ataque de Europa (sólo lo superan el Real Madrid y el Alba Berlín) y demostrando que también puede defender a gran nivel, tal y como se comprobó en el choque contra el cuadro lituano, el objetivo del Unicaja en una fase cómoda del calendario no es otro que tratar de lograr cierta regularidad y equilibrio entre estas dos facetas del juego.

Acercarse a la Copa

Un sexto triunfo a estas alturas de la temporada acercaría de forma importante al conjunto cajista al primer gran objetivo de la temporada, como es el de estar en la Copa del Rey. Ocho o nueve triunfos hacen falta para jugar la cita que se celebrará en Madrid, así que ganar hoy cubriría más de la mitad del camino.

El Cafés Candelas Breogán llega con necesidades. Es penúltimo de la clasificación con sólo dos victorias hasta el momento; ha ganado al Estudiantes y al Obradoiro en el derbi gallego. Cuenta con una plantilla con jugadores experimentados, gente como Uriz o los excajistas Vidal y Kinsey, además del jamaicano Jerome Jordan, su mejor hombre hasta el momento con medias de 12 puntos y 6 rebotes por partido.

El cuadro gallego defiende mejor (80,7) hasta el momento que el Unicaja (82), pero su ataque (73,4) deja mucho que desear y anota 13 puntos menos de media que el malagueño (89). Para el partido de este mediodía, Alberto Díaz se mantiene como baja en el conjunto cajista, y su ausencia no podrá ser cubierta por el joven Pablo Sánchez, también lesionado. De este modo, su puesto en la convocatoria será ocupado por el canterano Morgan Stilma.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos