Un paseo nostálgico por la historia del Unicaja

Wiltjer, antes de empezar el partido del domingo./Salvador Salas
Wiltjer, antes de empezar el partido del domingo. / Salvador Salas

El equipo afrontará el 'Top 16' de la Eurocup en las ciudades en las que jugó las tres finales europeas de su trayectoria

José Miguel Aguilar
JOSÉ MIGUEL AGUILAR

Olvidémonos de la pesadilla sufrida horas antes de la Nochebuena en un partido para olvidar, doloroso por el juego, las formas y el rival en cuestión. Como reconoció Luis Casimiro después, es la primera vez esta temporada que el Unicaja no compitió, de ahí la victoria sin ambages de un Baskonia en el Palacio de los Deportes Martín Carpena, que por primera vez esta campaña contempló una derrota local. Pero miremos al futuro. No serán buenos tiempos para una cuesta de enero que este año será especialmente empinada. Pero para aquellos que tiren de recuerdos para saborear el pasado, el 'Top 16' de la Eurocup le ha brindado la posibilidad de mirar atrás y rememorar la trayectoria del Unicaja, ya que desde la próxima semana se jugará el pase a las eliminatorias en Valencia, Limoges y Belgrado, casualmente donde jugó las tres finales europeas que dan lustre a su palmarés. En este paseo sentimental por su historia solo faltaría Atenas para cerrar el círculo de la nostalgia que nos ha deparado el cierre de la primera fase del torneo continental. Para que luego digan que el destino no envía señales en forma de guiños con los que despertar una sonrisa a través de imágenes que forman el imaginario de una afición que vibra con cada uno de los éxitos de su equipo.

El conjunto que entrena Luis Casimiro empezará este recorrido el 2 de enero en Valencia, sede de una gesta sin precedentes que será recordada por mucho tiempo, cuando ganó la Eurocup gracias a un último cuarto inolvidable. Ese día, Joan Plaza entró en la galería de los entrenadores que cosecharon triunfos históricos. Esa noche el Unicaja borró muchos de los fantasmas que le perseguían en la última década y volvió a la Euroliga con un título tras la frustración de verse apartado de la élite la campaña anterior.

El 23 de enero jugará en Limoges, donde el equipo que entonces entrenaba Bozidar Maljkovic vivió un partido de sensaciones contradictorias, ilusionante por su debut en su primera final europea y amargo por la derrota y las circunstancias que rodearon a ese encuentro, especialmente extrañas horas antes del choque. El encuentro de vuelta en Ciudad Jardín pasó a formar parte de la mitología malagueña por el ambiente vivido y pese a no poder remontar la desventaja de tierras francesas.

Y el 5 de febrero jugará en Belgrado, donde a escasos kilómetros de allí se cumplió el mayor sueño anhelado hasta entonces. En Vrsac (el equipo vivió la final en la capital serbia y sólo viajó a esa localidad para jugar) se produjo la culminación de un proyecto, con la consecución del primer título de la historia del Unicaja y, además, con repercusión internacional. Nos espera un mes apasionante y los más veteranos rememorán esos hitos entre suspiros de nostalgia.

En Europa: Enfrentamiento número 50 ante un rival español

El Valencia-Unicaja de la próxima semana que abre el 'Top 16' de la Eurocup será el enfrentamiento número 50 del cuadro malagueño frente a un equipo español a lo largo de su historia en competición europea. El primero se produjo en la semifinal de la Copa Korac frente al Estudiantes en marzo de 2000, disputada en Ciudad Jardín, y desde entonces presenta un balance de 19 victorias y 30 derrotas frente a rivales nacionales. Con el equipo que más veces se ha enfrentado es el Baskonia, hasta en 13 ocasiones.

Estadísticas: Destaca en tiros libres y menos pérdidas

Tras los últimos partidos, los jugadores del Unicaja ya no aparecen tan destacados en la mayoría de las estadísticas de la Liga Endesa, aunque tampoco era normal que dominaran varios apartados cuando el juego del cuadro malagueño se distingue por su versión coral. No obstante, como equipo el conjunto que entrena Luis Casimiro sigue siendo el mejor en porcentajes en tiros libres con un 81% y el conjunto que menos veces pierde el balón, con una media de 10,8, cuatro menos de las pérdidas que cometió el pasado domingo frente al Baskonia.