El peligro de la zona baja

Casimiro, en una imagen de archivo dando instrucciones a sus jugadores. /M. Pozo | ACB Fotos
Casimiro, en una imagen de archivo dando instrucciones a sus jugadores. / M. Pozo | ACB Fotos

El grueso de los rivales del Unicaja de aquí al final equipos que luchan por evitar el descenso; en la última jornada ganaron cuatro de los cinco últimos

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

La Liga Endesa encara la fase decisiva de la temporada que determinará los cabezas de serie para la fase por el título, los equipos que completan al 'play-off' y los que bajarán a la LEB Oro. El Unicaja ocupa el sexto puesto y se jugará previsiblemente la cuarta posición con el Valencia y el Joventut, teniendo opciones incluso de pelear por el tercer puesto; remotas, eso sí. Se medirá a estos dos equipos en las próximas tres semanas en sendos duelos que previsiblemente decidirán quién completa el cupo de cabezas de serie.

Aunque la vista se va directamente hacia las posiciones de privilegio de la tabla, el peligro acecha en la parte baja, en la última jornada de la ACB, el ganaron cuatro de los cinco últimos clasificados, teniendo en cuenta que dos se enfrentaron entre sí. El ejemplo más cercano lo vivió el propio Unicaja, que cayó ante el Gran Canaria. El hecho de que vuelva a haber dos equipos que descienden a la LEB ha aumentado la presión por huir de la quema, de ahí el trasiego de fichajes y los constantes ceses de entrenadores.

El Unicaja se puede decir que tiene los deberes hechos con los equipos más fuertes. No tendrá que medirse al Real Madrid, Baskonia y Barcelona, y el grueso de sus rivales hasta el final de la temporada se centrará en la zona caliente. El conjunto que dirige Luis Casimiro debería demostrar sus aspiraciones mostrando cierta solvencia no sufriendo ante conjuntos más débiles para tratar de arreglar la temporada y acabar cuarto.

Sin embargo, en la cola de la clasificación se va a degüello, tal y como demuestran los últimos resultados y quizá encontrará más oposición con estos rivales que con otros mejor clasificados, pero que no corren peligro. Así, este domingo recibe a un Obradoiro que todavía no está salvado y más adelante se enfrentará al Cafés Candelas, colista, además del Fuenlabrada, UCAM, que están con el agua al cuello, o al Estudiantes y el Burgos que miran de reojo todavía las posiciones de peligro.

La irregularidad del Unicaja hace que cualquier rival sea complicado, aunque con un partido por semana y a poco que recupere lesionados, es de esperar que gane en solidez para alcanzar el único objetivo que le queda al alcance.