La posibilidad de incorporar un refuerzo al Unicaja está sobre la mesa

Wiltjer y Burjanadze durante un partido de esta temporada. /ACB FOTOS
Wiltjer y Burjanadze durante un partido de esta temporada. / ACB FOTOS

Hay un gran descontento con Wiltjer y se valora la opción de un ala-pívot para dar consistencia al juego interior en el tramo final de la temporada

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

El Unicaja ha dado un margen de dos partidos para que el equipo reaccione después de las últimas dos derrotas, si esto no sucede, puede acometer cambios en la plantilla. Desde que comenzó la temporada, el equipo tiene una gran carencia en el juego interior. Casimiro no cuenta con Viny Okouo, a pesar de que el miércoles jugó frente al Valencia, y esto ha provocado un déficit desde el comienzo del campeonato. Se echa en falta un ala-pívot de un perfil más físico, más reboteador, teniendo en cuenta la fragilidad defensiva de Kyle Wiltjer, uno de los más señalados por su pobre rendimiento, especialmente durante las prolongadas ausencias por lesión de Carlos Suárez por lesión. Su presencia en la pista ha sido un agujero defensivo que los rivales no han dudado en aprovechar. Casimiro buscó fórmulas para tapar esta grieta. Utilizó a Dani Díez de cuatro e incluso probó con Lessort, pero han sido parches.

Así las cosas, entre las medidas de urgencia que el club baraja para reactivar al equipo, está la de contratar a un jugador interior para lo que queda de temporada. Hay que tener en cuenta que Suárez se lesionó ante el Breogán y le quedan por delante tres semanas para volver a las canchas. Como la situación del Unicaja se complica por su bajo rendimiento especialmente a domicilio, con varios equipos presionando en la clasificación, podría llegar un jugador que aporte más energía, algo que ya han hecho varios equipos en los últimos meses. El mercado a estas alturas de la temporada no está fácil, pero se abre porque podría incorporarse a un jugador extracomunitario, lo que perjudicaría especialmente a Wiltjer.