«Me preocupa mi rendimiento, pero es mejor no pensar mucho en ello»

Waczynski, en un entrenamiento. /M. Fernández
Waczynski, en un entrenamiento. / M. Fernández

El alero polaco Adam Waczynski confía en que el equipo volverá a su mejor versión y asegura que su falta de acierto es una cuestión mental

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

Aunque en verano hubo algunas dudas en el club, finalmente Adam Waczynski (Torun, Polonia, 1989) renovó con el Unicaja y cumple este año su tercera campaña en Málaga. Feliz de seguir en la Costa del Sol y totalmente asentado junto a su familia, el rendimiento del alero no está siendo bueno en este inicio de temporada y él no lo niega. Pero el polaco prefiere no darle muchas vueltas a la cabeza y confía en que los tiros terminarán entrando.

Después de la racha que llevaba el equipo, ¿fue un respiro ganarle al Estrella Roja?

–Sí, necesitábamos una victoria de Año Nuevo tras las últimas derrotas. Estábamos un poco enfadados, también tristes, pero creo que después de este triunfo estaremos mejor. En ataque estamos bien, aunque no están entrando muchos tiros y en defensa tenemos que seguir mejorando.

–¿Cuál es su explicación al bajón del Unicaja?

–Durante los 13 años que llevo de profesional he visto que todos los equipos pasan por un momento de crisis. Anosotros nos ha pasado ahora, creo que ya lo estamos superando. Es algo con lo que tenemos que vivir, pero tenemos que seguir adelante. Ya hemos demostrado que podemos ganarle a cualquier rival, yo confío mucho en este equipo.

A su modo de ver, ¿qué porcentaje de culpa tiene en este bache las bajas de Suárez y Alberto Díaz?

–Está claro que son muy buenos jugadores y que el equipo está construido contando con ellos. Con sus lesiones todo cambia, hay jugadores que tienen que jugar en posiciones distintas y esto nos puede causar algunos problemas. Pero da igual, no hay tiempo para pensar en las bajas. Por ejemplo en el Top-16 nos quedan cuatro partidos y tenemos que ganar por lo menos tres.

Ha llegado un refuerzo, Ryan Boatright, al que acaban de conocer. ¿Qué le parece?

–Como decimos en polaco, es sangre fresca. Esta mañana (por ayer) ya está trabajando con nosotros y le recuerdo de haber jugado contra él. Es un buen anotador y puede pasar bien el balón. Es más pequeño que Roberts y muy rápido. Creo que nos va a ayudar mucho a colapsar la defensa y a sacar pases para los tiradores. Ahora falta meterlos.

Respecto a su rendimiento personal, no le están saliendo bien las cosas esta temporada y además se le ve descontento con ello.

–Es cierto, no me preocupa el equipo, porque estoy seguro de que lo va a hacer bien, pero sí mi rendimiento individual. Trabajo a diario, intento jugar duro siempre, así que espero que me llegue un buen momento de juego. No sé cuándo, siempre me digo que será el siguiente partido. Pero lo más importante es el equipo, que hayamos vuelto a ganar. Con paciencia todo llega.

Los tiradores suelen pasar por estas crisis. No entran los tiros y todo parece mucho más difícil.

–Es una cuestión mental, sobre todo en el caso de los tiradores. Estoy algo preocupado, pero es mejor no pensar mucho en ello. Si piensas mucho, peor. Hay que tener paciencia y seguir trabajando. Si no te entran los tiros, tienes que hacer otras cosas, pasar el balón, ir al rebote, defender... El acierto en el tiro seguro que llega.

–¿Ha superado momentos similares en temporadas pasadas?

–¡Claro! Es normal. Siempre pienso en que no importa cuántos tiros has fallado, al final vas a meter otros más importantes. Michael Jordan también falló muchos tiros (risas).

Sobre el papel el estilo de baloncesto que promueve Luis Casimiro parece que beneficia su juego. ¿Le ha costado asimilar los cambios con el nuevo entrenador?

–No, no creo. Es normal que haya cambios con un nuevo entrenador, tanto en defensa como en ataque. Por ejemplo en los espacios en las jugadas de bloqueo y continuación, en los movimientos sin balón, en muchas cosas... Pero al final esto es baloncesto y sólo se trata de meter canastas.

–¿Cree que es un problema tener que repartir los minutos en la posición de alero entre tres jugadores, Milosavljevic, Díez y usted?

–El año pasado estuvimos en la misma situación y en pocos minutos podíamos hacer mucho. El día de San Sebastián, Mathias Lessort hizo 14 puntos en 9 minutos, no necesitó 30 minutos. Todo depende de nuestra cabeza.

–¿Qué pasa esta temporada con el rebote? ¿Por qué tiene el equipo tantos problemas ahí?

–Bueno ahora con Shermadini y Lessort jugando juntos por dentro hemos tenido menos problemas. También es cierto que no tenemos a Suárez, que es un buen reboteador que puede coger ocho o nueve por partido. Está claro que es algo que tenemos que corregir. Es un problema, pero también creo que es algo parecido al del tiro, es una cuestión de cabeza.

Mañana reciben al Estudiantes. Otra oportunidad para seguir mejorando y además clasificarse para la Copa del Rey.

– Todos son importantes, ahora por la clasificación para la Copa, pero al final de la temporada todos cuentan. Jugamos además en casa, que siempre nos ayuda. Es un equipo peligroso, acaban de ganarle al Real Madrid, pero tenemos que seguir en la misma línea que contra el Estrella Roja.

 

Fotos

Vídeos