Hacia una profunda e inevitable remodelación de la plantilla del Unicaja

Hacia una profunda e inevitable remodelación de la plantilla del Unicaja
Salvador Salas

El club tiene opciones sobre varios jugadores, pero la mayoría acaba contrato al final de la temporada

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Con tres meses de competición por delante y pendiente de lo que suceda en la Eurocup para seguir aspirando al gran objetivo de alcanzar la Euroliga, es inevitable que los aficionados se pregunten qué pasará con un equipo que a estas alturas del año ha decepcionado.

Los rumores sobre el futuro de muchos jugadores y la posible llegada de otros estarán a la orden del día, en parte porque buena parte de la plantilla finaliza su vinculación, a pesar de que el club tiene opciones sobre algún profesional. Como es lógico, el rendimiento de cada uno hasta el final de temporada podrá influir en la postura del club, aunque en algunos casos es ya clara y definitiva.

En la Copa del Rey de Madrid, los responsables del Unicaja que se ocupan del diseño del equipo (el presidente, Eduardo García, y el director deportivo, Carlos Jiménez) ya dieron los primeros pasos. Se contactó con agentes y se les expusieron las intenciones. Ahora llegará la hora de decidir. El Unicaja tiene con contrato a Jaime Fernández, Alberto Díaz, Dani Díez, Ignacio Rosa (cedido) y Stilma, además de una opción sobre Carlos Suárez, que se ejecutará. También tiene vinculación Waczynski, aunque el futuro del polaco es una incógnita teniendo en cuenta su rendimiento hasta el momento.

Por el contrario, Okouo, Milosavljevic (al que se quiere renovar), Salin, Shermadini, Wiltjer, Boatright y Lessort acaban contrato. A este último será casi imposible retenerlo teniendo en cuenta el nivel mostrado en lo que va de temporada. La apuesta por tener tres aleros no ha sido positiva, igual que el papel de Okouo, totalmente residual. El Unicaja ejercerá sus opciones sobre Francis Alonso y Rubén Guerrero, que acaban su etapa en Estados Unidos, y siempre condicionado a que no reciban otras ofertas. Como se puede comprobar, hay y habrá muchos frentes abiertos, aunque la remodelación de la plantilla se antoja importante e inevitable después de que se hiciese una apuesta por la continuidad en verano.