Prohibido fallar en el Palacio

Lessort, en el calentamiento del primer partido en el Palacio, ante el Valencia. /Ñito Salas
Lessort, en el calentamiento del primer partido en el Palacio, ante el Valencia. / Ñito Salas

El Unicaja necesita hacerse fuerte en Málaga en una primera fase de la Eurocup con salidas complicadas

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

Termina hoy en el Palacio de los Deportes este pequeño maratón de partidos que ha hecho que el Unicaja juegue cuatro encuentros en siete días. Será por fin en Málaga tras jugar en Rytas, Fuenlabrada y Madrid, con el balance de dos derrotas y una victoria y con buenas sensaciones para el conjunto de Luis Casimiro, pese al gris partido en Lituania.

Unicaja-Fraport Skyliners Frankfurt

Cancha
Palacio de los Deportes de Málaga
Hora
20.45, en directo por Teledeporte

El cuadro malagueño recibe esta noche al Fraport Skyliners Frankfurt (20.45 horas, por Teledeporte) en el debut en casa en esta Eurocup. Será el regreso a la capital de la Costa del Sol de la competición europea, tras aquel segundo partido de la final de 2017 ante el Valencia que permitió el tercer partido en la Fuente de San Luis. El Unicaja ya ha comprobado en este inicio de temporada que ganar fuera de casa en la Eurocup es muy complicado. La hermana pequeña de la Euroliga ha subido el nivel y hay muchos rivales que saben que van a perder muchos partidos lejos de su público, pero que se crecen ante su afición.

Por eso los hombres de Casimiro saben que no pueden tropezar en casa para no complicarse la vida en esta primera fase de la Eurocup. En la primera jornada, sólo tres partidos de los doce que se disputaron terminaron con victoria visitante, un dato a tener en cuenta. «Tenemos que estar muy motivados por jugar en el Carpena, aunque me gustaría que tuviéramos la misma personalidad jugásemos contra quién jugásemos y dónde jugásemos, esa es la idea. Pero nuestro 'factor Carpena' siempre te da más energía y estamos con ganas de retomar el camino de la victoria en Eurocup y de hacernos fuertes en casa», decía ayer Casimiro sobre el estreno en competición europea en casa.

La imagen que dejó el equipo ante el Valencia en la primera jornada es la que hay que recuperar. Perder esta noche y encarar la tercera jornada de la Eurocup con dos derrotas no sería lo deseable para el Unicaja, que la próxima semana viaja a Montenegro para medirse al Mornar Bar. El equipo ha demostrado que está en buen momento, con confianza y con más jugadores sumándose a la causa –el último Milosavljevic, el mejor ante el Real Madrid–.

Evolución positiva

El propio Luis Casimiro admite que parece que llevan más tiempo juntos del que realmente ha pasado: «Llevamos 10 días y parece que llevamos un mes de competición por el ritmo de partidos. Ha sido muy vertiginoso, desde que hicimos aquel 'media day' el lunes 24 de septiembre, el equipo no ha parado, con entrenamientos, viajes, partidos... Tenemos mucha carga de partidos y poca de correcciones en entrenamientos. El equipo está evolucionado muy bien para el ritmo que llevamos, estamos compitiendo en todos los partidos, ganando algunos y por momentos no estando tan bien como desearíamos. Tenemos que alcanzar esa continuidad que nos falta».

Tras el partido de esta noche, el Unicaja tendrá cierto respiro, con cinco días en casa hasta el encuentro del domingo ante el Gran Canaria, también en el Palacio de los Deportes. Afrontarlo con la primera victoria en la Eurocup en el bolsillo aportará cierta tranquilidad al cuadro malagueño.

 

Fotos

Vídeos