Proyecto Jiménez 1.0

Proyecto Jiménez 1.0

En su estreno como director deportivo, tendrá por primera vez libertad para construir la nueva plantilla del Unicaja

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

El Unicaja está ante lo desconocido. Por primera vez en las últimas cinco temporadas, la planificación del nuevo equipo no dependerá del entrenador. La persona clave en el diseño del nuevo Unicaja es el flamante director deportivo, Carlos Jiménez, después de que fuese ascendido hace un mes tras los cambios en la cúpula de la entidad originados por la marcha del gerente a la dirección de la Liga ACB. De lo que haga el exinternacional en el próximo mes y medio dependerá en gran parte la suerte del Unicaja la próxima temporada, así que tendrá que hilar muy fino.

Jiménez se encontró de la noche a la mañana con una multiplicación de sus funciones. Si antes dependía de lo que dijese Joan Plaza, ahora le corresponde a él tomar las decisiones clave. Conviene aclarar que con la llegada de Luis Casimiro se ha acordado crear una especie de comisión técnica, en la que además de ellos dos también participa el presidente del club, Eduardo García. Los pasos a dar deberán lograr un consenso o al menos estar coordinados.

El peso de Jiménez en la planificación ha aumentado, en parte porque tiene más margen de maniobra. Es cierto que Joan Plaza le limitaba mucho, pero también Ángel Bordes, que aunque llevaba los asuntos económicos tenía una incidencia directa en cuestiones deportivas a la hora de autorizar ofertas, mejoras de sueldos y cuestiones de ese tipo.

Era Bordes el que negociaba directamente con los agentes, una situación que ha cambiado por completo. Esto es competencia ahora de Carlos Jiménez, que se ha tenido que actualizar en determinados aspectos, tanto económicos como legales, aunque el club cuenta ahora con un nuevo asesor jurídico.

El director deportivo del Unicaja llega a la fase clave de la planificación después de haber realizado un trabajo de campo previo. Realizó distintos viajes durante la temporada para ver a algunos jugadores en directo. Pocos trascendieron, salvo un par de ellos. Tuvo claro que prefería un modelo distinto de entrenador para la próxima temporada, alguien de fácil trato, según cuenta. Se reunió con Fotis Katsikaris en Madrid, con el que cerró un acuerdo que sólo la injerencia de la NBA rompió. Así que después del griego estaba claro que la segunda opción sería Luis Casimiro, con el que parece tener buena sintonía, algo que no parece complicado conociendo al manchego. En el trato con los representantes da pocas pistas sobre cuáles son las intenciones del club, y conocida es su discreción, aunque luego todo acaba saliendo.

Entre sus primeras decisiones destaca la incorporación de Germán Gabriel, con el que mantiene una buena amistad y al que ha confiado la reorganización de la cantera. Los resultados de esta temporada han sido de los peores que se recuerdan y hay mucho trabajo por hacer para que vuelvan a llegar jugadores al primer equipo.

Más

 

Fotos

Vídeos