Puesta a punto para el nuevo Unicaja

Dani Díez ya pasó esta semana por los test médicos. /@danidiez11
Dani Díez ya pasó esta semana por los test médicos. / @danidiez11

El equipo vuelve hoy al trabajo tras dos meses y medio. La plantilla inicia una pretemporada en la que tendrá que adaptarse a cuatro jugadores, a un entrenador nuevo y a la marcha de piezas clave

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

Las pretemporadas tienen algo de aperitivo, de adelanto de la competición real, para la que aún queda demasiado. La Liga Endesa no empezará hasta la última semana de septiembre y la mayoría de los equipos empiezan a trabajar ahora para preparar la próxima temporada. El Unicaja regresa hoy al trabajo después de más de dos meses y medio desde que el Baskonia ganase en el Palacio de los Deportes el segundo partido de cuartos de final. Aquel día hubo muchas despedidas, algunas previstas (como la de Nedovic) y otras que se podían intuir, como las de Joan Plaza o Augustine.

Forman ya parte del pasado de un Unicaja renovado, que mantiene un grupo de ocho jugadores, un número elevado –algo poco habitual en los últimos años en Málaga–, pero que tendrá que afrontar desde ahora un periodo de adaptación que permita integrar a los cuatro nuevos fichajes (Jaime Fernández, Lessort, Roberts y Wiltjer) y al método de trabajo del nuevo entrenador, Luis Casimiro. Será por tanto una pretemporada distinta, en la que la prioridad será hacer grupo y asimilar las líneas maestras de un técnico con una amplia trayectoria y con un estilo diferente –el tiempo dirá si con mejor o peor resultado– al de su antecesor en el cargo.

Ayudará que el nuevo entrenador ya haya trabajado con muchos de sus nuevos jugadores y que conozca el club, aunque tres de los fichajes serán debutantes en la Liga Endesa (Lessort, Roberts y Wiltjer). También está por ver con cuántos profesionales va a poder contar Luis Casimiro para el grueso de la pretemporada, puesto que las convocatorias de las selecciones nacionales para las 'ventanas FIBA' pueden dejar al equipo malagueño en cuadro.

El club de Los Guindos, al igual que el resto de la Liga Endesa, tratará de retrasar lo máximo posible la incorporación de sus internacionales, pero el equipo comenzará la pretemporada con poco rodaje. El Unicaja tiene previsto jugar seis partidos amistosos desde el 2 de septiembre, en el circuito Movistar de Guadalajara, hasta el 23 de ese mismo mes, con la disputa de la final de la Copa de Andalucía en Alhaurín de la Torre. El primer partido de Liga es el fin de semana del 29-30 de septiembre, con fecha concreta aún por definir y ante el Valencia.

Los jugadores serán sometidos a diversas pruebas en Quirón, Carranque y el Palacio

La primera toma de contacto con el trabajo serán las pruebas médicas y físicas de la plantilla. Algunos jugadores ya han adelantado estas pruebas estos días anteriores, pero la mayoría pasará esta mañana por el hospital QuirónSalud, por el Centro Andaluz de Medicina Deportiva de Carranque y por el gimnasio del Palacio de los Deportes. La única ausencia será la de Roberts, con permiso del club para retrasar su llegada a Málaga unos días. De los canteranos que no están en el primer equipo, por ahora trabajará con la plantilla Morgan Stilma.

Estas primeras semanas son muy importantes desde el punto de vista médico, para chequear el estado de los jugadores y prevenir lesiones. La voz cantante estos primeros días la llevarán el preparador físico, Diego Vázquez, y el fisioterapeuta Mario Bárbara, además de los profesionales médicos. Los jugadores son sometidos a pruebas cardiológicas, a test físicos de fuerza o movilidad y por diversos controles en el gimnasio. No será hasta el lunes cuando empiece el trabajo técnico a las órdenes de Luis Casimiro en el Palacio. La próxima semana ya estará el equipo al completo y hay ganas de balón. El nuevo Unicaja echa a andar hoy y las expectativas son, como siempre, muy altas. Volver a la Euroliga y pelear por estar en lo más alto de la ACB tienen que volver a ser los objetivos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos