«Quiero cambiar el mal sabor de boca que me dejó la final de la Eurocup ante el Unicaja»

Luke Sikma es el jugador más importante del Alba Berlín/
Luke Sikma es el jugador más importante del Alba Berlín

Luke Sikma, el jugador más importante del Alba Berlín, analiza la eliminatoria de cuartos de final que empieza este martes

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

Luke Sikma nació en Bellevue (Washington) hace 29 años y ahora es el jugador más importante del Alba Berlín, pero responde a esta entrevista en un castellano perfecto. El ala-pívot ha pasado la mayor parte de su carrera profesional en España (La Palma, Burgos, Tenerife y Valencia) y conoce perfectamente a la mayoría de jugadores de la Liga Endesa. Hijo de un All-Star de la NBA (Jack Sikma), su carrera vive ahora un momento dulce en Alemania, donde el año pasado fue nombrado MVP de la Bundesliga. Su equipo se mide desde este martes en los playoff de la Eurocup al Unicaja, el mismo rival al que se enfrentó en la recordada final de 2017 que terminó con el título para el cuadro malagueño.

-¿Cómo llega el Alba Berlín a esta eliminatoria? Perdieron la final de Copa en Alemania, pero han vuelto a ganar en la Liga tras el parón. ¿Cuál es la dinámica?

-Yo creo que estamos en un buen momento. Perdimos la final de Copa, fue una pena, pero para llegar a la final jugamos los tres últimos partidos fuera de casa y eso dice mucho de nuestro equipo. Tenemos muchas ganas de empezar esta eliminatoria de Eurocup.

-Como el Unicaja, su equipo también ha tenido muchos problemas de lesiones.

-Sí, ahora hemos recuperado a Peyton Siva, pero perdimos a Stefan Peno, que también es un jugador importante para nosotros. Hemos fichado a Derrick Walton que no puede jugar en Eurocup pero nos va a ayudar mucho en la Bundesliga. Para nosotros es fundamental tener a Siva de vuelta, ya más rodado tras jugar algunos partidos, con mucho mejor tono. Es muy buena señal, porque él es un poco el motor de nuestro equipo. Jugó muy bien este fin de semana en Frankfurt y nos da mucha energía en la pista. Es un base puro, que organiza el equipo y nos ayuda mucho su experiencia, en un equipo joven como el nuestro. Es como la extensión del entrenador en la pista.

-En Málaga tenemos la sensación de que el Unicaja se va a jugar gran parte de la temporada en esta eliminatoria. ¿En Berlín también se le da mucha importancia a estos 'play-off'?

-Sí, es muy importante para nosotros. Es el objetivo por el que peleamos ahora, tras la Copa. Tenemos la oportunidad de competir contra el Unicaja, que es uno de los mejores equipos de Europa. Sabemos que va a ser una eliminatoria muy difícil para ambos equipos, pero que partidos así nos van a ayudar para el resto de la temporada.

-Para el Unicaja el objetivo principal de la temporada es regresar a la Euroliga ¿existe esa exigencia en el Alba?

-Claro que queremos clasificarnos para la Euroliga. Aunque quien conoce a Aíto sabe que él no habla mucho de este tipo de objetivos a medio plazo, se centra más en intentar mejorar cada día. La Euroliga ya le ha dado una plaza a un equipo alemán, el Bayern, y tenemos la opción de conseguir otra plaza nosotros por medio de la Bundesliga. Vamos a intentar conseguirlo, aunque nuestro objetivo como te digo es mejorar día a día para llegar al final de la temporada en el mejor momento.

-¿Cómo es trabajar con Aíto en el Alba? Sorprendió que a sus más de 70 años decidiera entrenar a un equipo extranjero y por ahora le están yendo bien las cosas.

-Yo sólo puedo decir que mi experiencia con él está siendo increíble. Entrenar y jugar con un técnico que es el mejor entrenador español de la historia, poder trabajar con él cada día, es muy bueno para mi carrera. Me está enseñando mucho de baloncesto, pero también de otras cosas. Creo que el estilo de jugador que yo soy se adapta muy bien a su juego, a su filosofía, y por eso creo que he tenido tanto éxito en Alemania en el último año y medio.

-¿Conoces su particular paso por Málaga? Posiblemente es el único club de su carrera en el que no le fueron bien las cosas.

-Algo me contó el año pasado, cuando estuvimos en Málaga en la pretemporada. Sí me dijo que allí no le fue tan bien como en los otros equipos en los que ha trabajado. Son cosas que pasan en el mundo del deporte, puedes ser un entrenador bueno y tener un buen equipo y sin embargo que esa relación no funcione.

-En Berlín tiene un equipo que parece hecho a su medida. Con mucha gente joven, sin grandes estrellas, pero que como grupo funcionáis muy bien.

-Precisamente él basa su juego en eso. En tener a todo el equipo muy involucrado y que cada jugador pueda ser una amenaza en su terreno, ya sea meter canastas o hacer otra función. Tenemos una plantilla que casa muy bien con lo que quiere Aíto. Puede que no tengamos tanto talento como otros clubes de la Eurocup o de la Bundesliga, pero como equipo tratamos de ser mejores.

-¿Qué esperas del Unicaja en estos cuartos de final? El equipo llega en un momento no muy bueno y parece imprevisible.

-He visto varios partidos del Unicaja este año, sobre todo en Eurocup. Yo lo que veo es un equipo que va muy bien en la Liga Endesa. Es cierto que han perdido a Jaime Fernández, algo que para mí es una gran pena porque siempre me quiero medir a los mejores. Pero el Unicaja tiene una plantilla bastante amplia, con jugadores con mucha experiencia en partidos importantes y estoy seguro de que van a competir al máximo nivel en esta eliminatoria. Ha vuelto por ejemplo Carlos Suárez, un jugador muy importante para el Unicaja en los últimos años.

-Es anecdótico, pero la última vez que te mediste al Unicaja en Eurocup fue en aquella final de 2017, cuando jugabas en el Valencia. ¿Qué recuerdas de aquellos partidos?

-Trato de no acordarme mucho, sobre todo del último partido (risas). Aquella temporada jugamos varias veces contra el Unicaja y ganamos casi todos los partidos, pero después perdimos dos en la final. Nos quedó muy mal sabor de boca, la verdad. Voy a intentar cambiar ese mal sabor que me dejó aquella final contra el Unicaja. Aquella final me sirvió para entender que en series así cualquier cosa puede pasar y que tienes que jugar al máximo de concentración cada minuto. Es algo que trataré de transmitir a mis compañeros. Soy el más veterano de la plantilla con 29 años, así que trataré de insistir en que no te puedes relajar en ningún momento.

-¿Qué importancia crees que tendrá el factor cancha?

-En un formato al mejor de tres partidos, creo que puede ser fundamental. Te da una oportunidad más de jugar en tu cancha y tenemos que aprovecharlo.

-¿La eliminatoria se tendrá que a ir a tres partidos?

-No me sorprendería en absoluto. Los dos equipos somos fuertes en casa y sería lógico que llegásemos a un tercer partido.

- En el aspecto personal quizás estás teniendo en Alemania un protagonismo que no tuviste en la Liga Endesa. ¿Ha cambiado su juego en el Alba?

-Bueno, creo que mi juego es el mismo de siempre, ya me conocen los aficionados españoles. Pero es cierto que en el Alba he tenido un papel diferente, con más protagonismo, tomando muchas decisiones y tratando de hacer muchas cosas para el equipo. Es un poco culpa de Aíto, que desde el primer día me dio la confianza para ser el líder del equipo, tanto dentro como fuera de la pista. Me puso las cosas muy fáciles desde el principio.

-Tú que conoces bien el nivel de la ACB ¿cómo ves la evolución de la Liga alemana?

-Creo que hay cuatro o cinco equipos de un nivel muy alto, que pueden competir en Europa a gran nivel.La gran diferencia con la Liga española son los equipos de la parte baja. En la ACB cualquier equipo de la parte baja le puede ganar a uno de los grandes y esto en Alemania es más difícil que pase. La diferencia que hay entre los equipos en la Liga Endesa es más pequeña que aquí en Alemania.