Una recta final de año sin respiro

Wiltjer, en el partido del sábado en Badalona. /Agencia Lof
Wiltjer, en el partido del sábado en Badalona. / Agencia Lof

El Unicaja se medirá en 15 días a tres rivales directos:Unics, Barcelona y Baskonia

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

El Unicaja tiene que volver cuanto antes a coger el ritmo competitivo, la velocidad de crucero que tenía antes del parón de las ventanas FIBA. El paréntesis en la competición no parece que le haya sentado bien al conjunto malagueño, que apenas tuvo tiempo para preparar el partido ante el Joventut con su plantilla al completo y el resultado fue una clara derrota en el regreso a la competición.

El conjunto de Luis Casimiro era hasta este mes de diciembre uno de los que estaban más en forma de la Liga Endesa. Aunque con aspectos por mejorar –la faceta defensiva sigue siendo el punto débil del cuadro malagueño, se volvió a ver en Badalona este sábado–, su tendencia al alza era notable. Por eso es tan importante volver a ese punto y que la derrota ante el Joventut no sirva para cambiar la tendencia.

Si el Unicaja viene de dos semanas sin partidos oficiales de Liga Endesa y Eurocup, en los próximos 15 días se tendrá que medir a algunos de los mejores equipos de ambas competiciones, rivales directos en las aspiraciones del club de Los Guindos. La recta final de año no dará un respiro, ya que el equipo malagueño se jugará ser líder en su grupo en la Eurocup y mantener su puesto entre los cuatro primeros en la ACB. Tras los resultados de esta semana, el Unicaja se mantiene cuarto pese a la derrota y sigue a dos triunfos de distancia del quinto, el Tenerife. Pero esas dos victorias se pueden esfumar en esta exigente parte final del año.

El primer duelo de altura llegará este mismo miércoles, con la visita al Unics Kazán, segundo clasificado del grupo D, con el mismo balance que el Unicaja –siete victorias y una derrota– y uno de los claros candidatos a luchar por el título. El conjunto ruso no pierde en la Eurocup desde su visita al Palacio de los Deportes de Málaga, a finales de octubre y tras una prórroga. Tendrá que mejorar mucho el equipo de Casimiro respecto a la versión mostrada ante el Joventut si quiere sacar un resultado positivo de su visita al Basket Hall de Kazán (miércoles, 17.00 horas). A la vuelta de Rusia le espera el Barcelona en el Martín Carpena (domingo, 19.30 horas), en el que será seguramente el partido más exigente de lo que va de temporada en Málaga. El Barcelona se mantiene líder de la competición, tras vencer ayer al Tenerife por 77-73 y sólo ha perdido un partido en 11 jornadas en la ACB.

La semana siguiente, el Unicaja cerrará la fase regular de la Eurocup en casa, ante el Fiat Turín (miércoles 19), en un partido que tiene que servir ya de preparación para el Top-16, que arrancará en enero. Después, con el fin de semana (domingo 23) volverá a medirse a un equipo de Euroliga en la competición nacional, el Baskonia, que ayer pasó por encima del Café Candelas Breogán para ganar por 100-78. El conjunto vitoriano, con problemas en la máxima competición europea, aspira al liderato en la Liga Endesa y pondrá a prueba la solvencia como local del cuadro malagueño, por ahora imbatido en casa. El Unicaja cerrará el año en la pista del Delteco GBC, el sábado 29 de diciembre.

Entradas por alimentos

Para los últimos partidos de este mes en casa, el Unicaja ha puesto en marcha una iniciativa solidaria a favor del Banco de Alimentos de Málaga. Cada entrada que se venda para los partidos en Málaga ante el Barcelona este próximo fin de semana y ante el Fiat Turín y el Baskonia la próxima se transformará en alimentos que serán donados a Bancosol,. entidad que reparte comida entre familias en riesgo de exclusión social. Un motivo más para ver al conjunto malagueño en directo.

 

Fotos

Vídeos