El riesgo de bajar el listón

A la hora de hacer balances de la temporada del Unicaja, es muy importante el mensaje que se manda desde las caras visibles del club

El riesgo de bajar el listón
EFE
Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

La temporada del Unicaja ya es historia y llega la hora de hacer balances. En esto como siempre cada aficionado tiene su visión y pone su particular nota, acorde a su percepción personal. Pero es importante el mensaje que se manda desde las caras visibles del club malagueño. Las declaraciones de Luis Casimiro a la televisión antes del decisivo partidos de cuartos de final fueron llamativas. El experimentado entrenador decía que la temporada del equipo ya era buena y que si se eliminaba al Valencia sería muy buena. Puedo entender esas palabras del entrenador, que vio cómo su equipo estaba prácticamente muerto tras la eliminación de laEurocup y levantó la cabeza para acabar compitiendo a gran nivel contra el Valencia, con todos los condicionantes de las lesiones. Pero en mi opinión, dar por buena una temporada en la que no se ha superado ninguno de los tres momentos claves –se cayó en cuartos de la Copa, de la Eurocup y de los 'play-off' de ACB–, desaprovechando además dos partidos decisivos en Málaga, tiene su riesgo. Estoy convencido de que el nivel de exigencia del entrenador del Unicaja y su ambición es máxima, pero hay que ser cauteloso con lo que se transmite. Es como aquello que dijo Carlos Jiménez, director deportivo del club, de que la Euroliga era una más una ilusión que un objetivo. Para mí hay un matiz importante, porque un objetivo se puede cumplir o no, pero una ilusión suena a inalcanzable. más cuando los propios jugadores o el entrenador sí consideraban regresar a la élite como un objetivo. Seguramente todos tenemos que ir asimilando que la brecha del Unicaja con los grandes clubes de Euroliga es cada vez mayor, pero eso no significa que haya que bajar el listón. ¿No tenía este Unicaja presupuesto, plantilla y calidad en su 'staff' técnico para estar en semifinales de alguna de las tres competiciones en las que ha competido? Yo tengo claro que sí. No se trata de exigir títulos, hay que ser realistas, pero tampoco podemos dar por bueno simplemente llegar a la Copa del Rey o a unas eliminatorias por el título.