Roberts mejora, pero sigue siendo duda en el Unicaja para mañana

Casimiro, en rueda de prensa este martes. /E. M.
Casimiro, en rueda de prensa este martes. / E. M.

El jugador sólo ha realizado una parte del entrenamiento y se decidirá a última hora su concurso en el choque ante el Rytas, según anunció Luis Casimiro

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

Brian Roberts sí se pudo entrenar esta mañana con el Unicaja, aunque no lo hizo al cien por cien y completó sólo la parte del trabajo que no conlleva contacto físico, para evitar un nuevo golpe. El jugador sigue siendo seria duda para el partido de este miércoles ante el Rytas (20.45 horas) y a última hora se decidirá si participa o no. «Es de los jugadores que siempre da un paso adelnatae. La evolución es buena, ha mejorado y ha hecho trabajo sin contacto. El problema es que reciba otro golpe. Se vestirá mañana, con posibilidad de poder participar, aunque hay que ver a qué porcentaje está para usarlo más o menos«, explicó Luis Casimiro.

Insistió el entrenador que no es necesario fichar para cubrir la baja de Alberto Díaz, que no volverá hasta diciembre. «Estamos con una buena disposición, a buen nivel de química en el equipo y no vamos a tocar nada mientras podamos. Lo de Brian será un partido con máximo, podemos seguir con Jaime Fernández y con la ayuda de Pablo Fernández, que lo está haciendo cada vez mejor en los entrenamientos», aseguró el técnico del Unicaja.

Se le cuestionó al entrenador por los problemas defensivos del equipo, agravados con la lesión de Alberto Díaz: «Estamos preocupados con la defensa, pero no sólo cuando perdemos, cuando ganábamos también. El día de Zaragoza, el primer tiempo ante el Manresa... Tenemos que trabajar más para evitar las canastas fáciles. Es evidente que tenemos que mejorar en la faceta reboteadora y en la defensiva. Pero insisto en que te metan muchos puntos no es que estemos defendiendo mal. Si el equipo rival es más eficaz que tú, eso te hace encajar más puntos. Si hubiésemos estado en nuestro porcentaje de tres ante el Burgos, no nos había importado que nos hubiera hecho 80 puntos porque habríamos metido 90 nosotros. Pero tenemos que evolucionar todavía«.

Pero para Casimiro lo más importante ahora es que su equipo crezca en lectura del juego, de los partidos. Así lo explicó: «Sabemos dónde están nuestros puntos débiles y ahora el paso que me gustaría dar como entrenador es aprender a saber el partido en el que estamos leerlo y adaptarnos. Ganarlo con más defensa, con más rebote o con más guerra interior, según el partido. Tenemos que saber ganar jugando bien, regular o jugando mal, porque habrá día que juguemos mal».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos