Rodríguez: «Tengo que decidir cuál es la mejor decisión deportiva y familiar»

El jugador de baloncesto Sergio Rodríguez, Chacho, en una imagen de archivo./
El jugador de baloncesto Sergio Rodríguez, Chacho, en una imagen de archivo.

El base canario dejó claro que no cierra ninguna puerta a continuar en el equipo ruso, pero tampoco a regresar a España

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Sergio Rodríguez, al que el Unicaja ha planteado una oferta para las próximas temporadas con una ambiciosa apuesta económica, se refirió días atrás sobre su futuro. El base canario dejó claro que no cierra ninguna puerta a continuar en el equipo ruso, pero tampoco a regresar a España. El todavía jugador del CSKA está teniendo que responder a preguntas sobre su próximo destino en cada comparecencia pública. Hace unos días presentó en Tenerife el campus que lleva su nombre y, cómo no, uno de los temas estrellas fue cuál va a ser su siguiente equipo.

Rodríguez no esconde cuál es la situación y se refirió de forma abierta a esa cláusula que contempla su contrato con el conjunto ruso y que expira el próximo día 12. «Tengo una situación nueva en mi carrera deportiva. El CSKA tiene opción de cortar el contrato, yo también, y ellos me han pedido unos días más para planificar el proyecto deportivo», dijo el jugador canario.

El CSKA, a expensas de tomar una decisión sobre el jugador español, está realizando importantes movimientos en el mercado, aunque no en su posición. Por ejemplo, ha contratado a Johannes Voigtmann y Darrun Hilliard, que esta temporada han jugado en el Baskonia.

«Del equipo se han ido Nando de Colo y Cory Higgins, dos jugadores importantes para el club, y estoy esperando para hablar con ellos, ver el proyecto y decidir de las opciones que tenga cuál es la mejor decisión deportiva y familiar», afirmó. Esta última cuestión, la que implica el futuro de su mujer y sus dos hijas es un asunto capital para un jugador que ahora prioriza la comodidad de su entorno antes que lo económico. Rodríguez ha sido uno de los jugadores mejor pagados de la Euroliga en las dos últimas temporadas después de que dejase la NBA para regresar a Europa.

El Unicaja ha estado al tanto en todo momento de los deseos del jugador y las gestiones para acercarlo a Málaga comenzaron por el mes de febrero, aunque esto no quita para que sea una operación de enorme complejidad. La competencia es enorme. El Armani Milán y el Valencia también pretenden al jugador de 33 años, uno de los mejores directores de juego de Europa. Su fichaje sería un gran reclamo para los aficionados.