La salida de Soluade cierra un ciclo en el Unicaja

Morayo Soluade. /
Morayo Soluade.

Después de no renovar a Cristian Uta y Kenan Karahodzic, además de cortar a Romaric Belemene, el base inglés sigue el camino de sus compañeros de generación

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Punto final a una etapa en la cantera del Unicaja. Tal y como se esperaba, el club malagueño anunció ayer la rescisión de contrato de Morayo Soluade. Después de no renovar a Cristian Uta y Kenan Karahodzic, además de cortar a Romaric Belemene, el base inglés sigue el camino de sus compañeros de generación.

En poco más de un mes, el Unicaja se ha desprendido de los cuatro jugadores que estaban en la órbita del primer equipo. El caso de Soluade es quizás el más llamativo porque la temporada pasada fue a todos los efectos jugdor de la primera plantilla. El base regresó a Málaga después de lograr el ascenso a la ACB con el Burgos, en el que además tuvo bastante protagonismo. Firmó una buena pretemporada mostrándose certero en los lanzamientos de tres, pero estas expectativas no se confirmaron. El inglés tuvo algo de protagonismo en determinadas fases de la Euroliga, aunque realmente luego ya desapareció de las rotaciones y en la ACB contó poco porque la plantilla la completaba Okouo.

Con un año de contrato por delante, el fichaje de Jaime Fernández, de un perfil muy parecido, le cerraba las puertas del primer equipo. El club ha optado por prescindir de sus servicios, tal como sólo un día antes hacía con su compañero Romaric. De este modo, sólo quedan Ignacio Rosa, al que se le busca una cesión, y Morgan Stilma, que se quedará en Málaga entrenándose con el primer equipo a las órdenes de Casimiro y jugando en la EBA los fines de semana.

La idea del Unicaja a partir de ahora es incorporar a jugadores jóvenes en el último año cadete o primero de júnior, pero que tengan posibilidades de dar el salto al primer equipo de forma inmediata. Esto no será fácil por la competencia con otros equipos. Con anterioridad, el club malagueño ha apostado por jugadores mucho más jóvenes, lo que implicaba un esfuerzo de formación importante; mucho mayor en el caso de los africanos, que llegaban con un gran físico pero con mínimos conceptos técnicos y tácticos.

La labor en este sentido del nuevo director técnico de la cantera, Germán Gabriel, será importante. El exjugador será quien supervise el desarrollo de estos jugadores pues será también el entrenador del equipo júnior.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos