Suárez espera renovar dos temporadas y el Unicaja solo le ofrece una

Carlos Suárez habla con Roberts durante un partido ante el Valencia. /LOF
Carlos Suárez habla con Roberts durante un partido ante el Valencia. / LOF

Si no hay acuerdo, el club hará efectiva la opción unilateral que contempla el contrato actual, y el jugador lo asume

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Carlos Suárez explicó ayer la negociación que mantiene abierta con el Unicaja sobre su futuro. Su actual contrato estipula la opción de ampliarlo temporada a temporada hasta 2021. El jugador, sin embargo, espera que ese 1+1 se traduzca en dos campañas garantizadas para ganar en seguridad laboral. Como no hay acuerdo, el club puede renovarlo de forma unilateral con las cantidades ahora firmadas hasta 2020. El madrileño espera que en los próximos días pueda haber un entendimiento, tanto en el tiempo como en las cantidades, aunque las partes llevan negociando ya varios meses.

«Me quiero quedar. Mi deseo es finalizar mi carrera aquí. El club tiene ese derecho porque el contrato estipula el más uno y ya está. No es malo. No pudo tener queja porque siempre se portaron bien conmigo», explió Suárez. El Unicaja le habría planteado una reducción de sus emolumentos a cambio de esa 'seguridad' de dos años de contrato, y ahí es donde está el atasco. Si no se llega a un entendimiento, se prolongará el actual acuerdo.

Tras el final de la temporada, Suárez se quedará en Málaga entrenando. Tendrá unas pequeñas vacaciones y luego empezará a entrenar después de un año de infortunios en lo que a lesiones se refiere.