Copa del Rey

Suárez: «Quiero estar el jueves, pero no voy a forzar»

Carlos Suárez atiende a los medios, este martes. /Salvador Salas
Carlos Suárez atiende a los medios, este martes. / Salvador Salas

El capitán del Unicaja explica que todavía no sabe si podrá jugar ante el Tenerife en los cuartos de final de la Copa del Rey ante el Iberostar Tenerife

Juan Calderón
JUAN CALDERÓNMálaga

Carlos Suárez compareció hoy en la jornada de atención a la prensa previa a la cita copera y mostró sus sensaciones después de dos meses lesionado. El madrileño insistió en que todavía tiene que esperar para saber si podrá jugar con garantías el jueves frente al Tenerife (19.00 horas), e incluso deslizó que si no se ve al cien por cien, hablará con el entrenador y no jugará. No hay que perder de vista que después de la Copa habrá dos semanas sin competición y, acto seguido, el Unicaja se medirá al Alba Berlín en los cuartos de final de la Eurocup; una cita que es clave para el cuadro malagueño.

«Las sensaciones son la de dos meses sin entrenar. Todavía queda el entrenamiento de hoy y el de mañana para ver si puedo ayudar a mis compañeros. Estar se puede estar, pero yo lo que quiero es ayudar y, si juego, para aportar de forma positiva al equipo. Si no me encuentro bien, no voy a forzar, porque sería egoísta por mi parte. Quiero estar el jueves, porque si perdemos nos vamos para casa. Quiero estar para ayudar al equipo, si no me encuentro bien, hablaré con Luis y le diré honestamente que no estoy para jugar. Nos enfrentamos a un equipo que nos ganó de veinte hace pocas fechas. No podemos menospreciarles, porque ellos quieren que vayamos de favoritos. El Tenerife es, junto al Barcelona, el equipo más en forma de la Liga. Es una final y no se puede pensar más allá del jueves«, explicó el madrileño.

Suárez negó que Luis Casimiro le hubiese forzado para adelantar su regreso y que eso propiciase su recaída. «Luis puede decir que quería que jugase, pero el que más lo deseaba era yo. Quería estar con mis compañeros cuanto antes y la lesión que he tenido es un poco complicada y traicionera. Las sensaciones eran buenas y no tenía nada de dolo... Al final pasó lo que pasó, pero para nada la culpa fue de Luis. Ya me había pasado antes y he tenido que hacer otro trabajo. No me he tirado a a bartola en estos meses. He estado muchas horas en el gimnasio trabajando, más que si estuviese jugando, pero me falta estar en la pista y la competición», dijo.

Desde fuera del grupo, el capitán del Unicaja ve a sus compañeros en un buen momento para encarar la Copa del Rey y los ve motivados. «Moralmente estamos bien porque estas dos victorias en los últimos momentos ante el Madrid y el Manresa nos han venido muy bien. Creo que estamos en un buen momento y podemos llegar mejor. La Copa en tres partidos te puedes llevar un título. Es el torneo que más expectación genera en Europa», finalizó.