El técnico explica las razones por las que no reservó a Carlos Suárez

Carlos Suárez, junto a Alberto Díaz, en el banquillo durante un partido de esta temporada. /ACB Fotos
Carlos Suárez, junto a Alberto Díaz, en el banquillo durante un partido de esta temporada. / ACB Fotos

El madrileño se lesionó y estará ahora otras tres semanas de baja por una rotura de fibras en los isquiotibiales de la pierna derecha

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

El técnico del Unicaja, Luis Casimiro, abordó muchos temas en su comparecencia de este mediodía, pero había interés en saber las razones por las que optó por utilizar a Carlos Suárez para el choque ante el Breogán en lugar de no reservarlo para el partido de mañana ante el Valencia, un rival directo por la cuarta plaza de la Liga Endesa. Suárez, que salía de una microrrotura de fibras en el bíceps femoral, sufrió una rotura de fibras en los isquiotibiales de la pierna derecha y estará tres semanas de baja.

«Lleva entrenando desde el jueves. Hizo la readaptación, que fue más intensa que los entrenamientos... Jueves, viernes sábado,el viernes de mucha carga, y estaba preparado para jugar. Estaba haciendo un partidazo y en un momento determinado notó molestias y pidió el cambio. Si no estuviese al cien por cien, pues no lo metemos. Se hizo un estudio en el momento, pero se queja, baja a defender, vuelve a atacar y ya pide el campo. En el descanso se decidió que podía probar, se le puso un vendaje y por eso salió en el cinco inicial.. Cuando se vio que le seguía molestando ya no volvió a jugar. Entrenó el jueves, el viernes y el sábado sin molestias. Se encontraba bien, así que no entendía que lo tuviésemos que parar. Aceptó el proceso de readaptación y entrenó bien, con buenas sensaciones, sin molestias, pues jugó un partido tan importante o más como es el siguiente», explicó el entrenador del Unicaja.