MENOS TIROS

MARTÍN URBANO

La superioridad en el rebote permitió al equipo lituano 19 tiros más en juego, un dato que determinó la derrota del Unicaja, que no empezó bien su partido de ayer en Vilna. Descolocado en defensa, alocado en ataque y lento en el balance defensivo, los locales se fueron enseguida con un inquietante 9-0. Afortunadamente, el equipo malagueño se recuperó enseguida atrás y apoyado en Wiltjer empezó a sumar en ataque. En solo siete minutos, Luis Casimiro había sustituido a todo su quinteto y Shermadini se convirtió en el eje sobre el que giraba el ataque visitante. Al final del primer cuarto, el cuadro lituano, con mejores porcentajes, dominaba al Unicaja, que perdió algún balón de más. En el comienzo del segundo, los locales dieron otro tirón, porque en defensa nadie seguía el ejemplo de Díaz y en ataque, el Unicaja seguía perdiendo balones. El retorno de Roberts volvió a orientar el ataque malagueño hacia Shermadini y después, con Lessort, llegó la definitiva mejora de la defensa, que permitió a su equipo irse a descansar con dos puntos de ventaja. Sus porcentajes de acierto eran ya mucho mejores y solo necesitaba dejar de perder balones.

Tras la pausa, el Unicaja mantuvo el tono defensivo del segundo cuarto y cargó el juego de ataque sobre su perímetro. Como muy pronto apareció Lessort, el ritmo de anotación era excelente. El panorama parecía muy despejado para el conjunto malagueño, pero cuando se sentó el pívot francés los cambios de hombre de la defensa malagueña perdieron eficacia y los locales volvieron a acercarse mucho.

En el arranque del último cuarto, con Roberts, Wiltjer y Fernández en el banquillo, el Unicaja perdió la iniciativa en el marcador. El retorno del madrileño, como único base, fue la primera medida adoptada por Casimiro. Como la decoración no cambiaba tuvo que volver Roberts, pero la defensa malagueña vivía sus peores momentos. Cuando peor estaban las cosas, también entró Wiltjer a la cancha, pero ya era tarde para el Unicaja, cuyo ataque se había quedado muy estancado en el último cuarto.

 

Fotos

Vídeos