La transformación triplista de Milosavljevic

Milosavljevic ha sido uno de los destacados del equipo./
Milosavljevic ha sido uno de los destacados del equipo.

Un hombre clave en el Unicaja que no perdió su ética de trabajo insistiendo con sesiones de tiro antes y después de los entrenamientos

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Cuando el Unicaja fichó a Dragan Milosavljevic apostó por la contratación de un jugador total. Gran físico, buen manejo de balón y excelente tiro de tres; sí excelente tiro de tres. El serbio fue precisamente con el Alba el mejor triplista de la Eurocup durante la fase regular en 2017 (52,6% de eficacia). Luego las cosas en Málaga fueron distintas. Su rol con el anterior entrenador fue absolutamente defensivo, en verano se operó el codo izquierdo después de una luxación y Milosavljevic perdió por completo la confianza en su tiro y sus porcentajes se desplomaron por completo (25%).

Sin embargo, Milosavljevic, un hombre clave en el Unicaja, no perdió su ética de trabajo insistiendo con sesiones de tiro antes y después de los entrenamientos. La llegada de Luis Casimiro le dio más protagonismo en ataque y, por lo tanto, más opciones para tirar. Su mejoría esta campaña es evidente, pero la confirmación de ese trabajo diario ha llegado en el último mes y medio.

El serbio es el mejor triplista del equipo en el último mes y medio. Desde el choque contra el Barcelona (2 de 4) en el Palau a finales de enero hasta ahora, promedia un sorprendente 56,2% después de anotar 18 de los 32 lanzamientos que intentó. Sus mejores partidos fueron contra el Estrella Roja (3 de 5), Baskonia (3 de 3), Tenerife (3 de 3) y el martes ante el Alba (3 de 6). Si a esta evidente mejoría se une que es el mejor defensor del equipo, Milosavljevic ha recuperado su condición de jugador total.