Trasiego de jugadores en una intensa mañana en Los Guindos

Dragan Milosavljevic y Adam Waczynski posan sonrientes esta mañana en Los Guindos. /J. CALDERÓN
Dragan Milosavljevic y Adam Waczynski posan sonrientes esta mañana en Los Guindos. / J. CALDERÓN

El director deportivo del Unicaja se reunió con todos los jugadores, pero no les aclaró los planes del club con los que acaban contrato cara a la próxima temporada

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Es un clásico cada final de temporada. Una veces está rodeado de más alegría porque se han cumplido los objetivos y, otras veces, es un tono más gris, como ha sido el caso tras una campaña en la que se estuvo por debajo de lo esperado. El director deportivo del club, Carlos Jiménez, se reunió de forma individual con cada jugador para analizar la temporada, entregarles el plan de trabajo y también abordar sus situaciones contractuales cara al próximo año. Como suele suceder en estos casos, no se habló de nada concreto en cuanto ofertas o rescisiones, de hecho es algo que nunca se ha hecho en las últimas temporadas. El club se tomará ahora un par de semanas para analizar cada caso y luego trasladará su posición a los agentes de cada jugador. Así es como ha hecho siempre.

A pesar de esto, había interés por ver la cara de los jugadores al entrar y al salir de la reunión con Jiménez, especialmente con los que acaban contrato. El primero en reunirse con el director deportivo fue Viny Okouo, que queda libre y al que no se le ofrecerá un nuevo contrato. Le siguieron Díez, Salin, Shermadini, Lessort, Waczynski, Milosavljevic, Jaime Fernández, Suárez, Díez, Wiltjer, Roberts y Rubén Guerrero. Todos atendieron a los medios allí congregados tras la reunión. Había especial interés en conocer la valoración de Waczynski, con contrato en vigor, pero cuya continuidad no está clara. El polaco asegura que su intención es seguir en Málaga. «Pienso en el año que viene y me preparo para eso mentalmente. Hay que jugar mucho mejor. Tengo que estar preparado mentalmente para marcar diferencias desde el primer minuto. Hemos hablado un poco de la temporada que viene. Ahora hay mucho trabajo para Carlos Jiménez y el presidente y con mucho tiempo en el verano para hacer cosas, a ver qué pasa», dijo Waczynski.

La situación de Salin es parecida, aunque no tiene contrato para la próxima temporada. El escolta confía en seguir en Málaga y el club podría haberse puesto ya en contacto con sus agentes. «Hablé con Carlos sobre este año, sobre todas las competiciones. Estoy contento por cómo jugué, la pena es que no pude jugar el 'play-off'. Estaba jugando bien en la recta final de la temporada y fue una pena lesionarse. Todavía no sé lo que pasará. Estoy feliz aquí y si me ofrecen un contrato, renovaré«, dijo el finlandés.

Llamó la atención ver a Jaime Fernández con muletas. El escolta sufrió un esguince de grado dos en la recta final del choque ante el Valencia, y estará varias semanas sin poder hacer ejercicio. Empezará la recuperación en Málaga para luego pasar unas semanas de vacaciones en Madrid a la espera de si es convocado por Sergio Scariolo para el Mundial de China. Aunque la mayoría de los profesionales se quedará en la ciudad algunos días para descansar, otros regresarán a sus hogares la próxima semana. Algunos puede que ya no vuelvan dependiendo de la decisión que tome el club.

La plantilla al completo almorzó en un restaurante de La Carihuela.
La plantilla al completo almorzó en un restaurante de La Carihuela. / UNICAJA

Tras pasar por Los Guindos, todos los jugadores quedaron en el Palacio de los Deportes, donde se subieron a un autobús para dirigirse a La Carihuela, donde se celebró la comida de fin de temporada con la plantilla al completo en el restaurante La Reserva de Antonio. Posiblemente será la última imagen de este grupo al completo.