El último tren para Viny Okouo

Okouo, en un entrenamiento en el Palacio de los Deportes. /Migue Fernández
Okouo, en un entrenamiento en el Palacio de los Deportes. / Migue Fernández

El pívot volverá a tener un hueco en el Unicaja en un año clave para su futuro

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

El cambio radical que ha realizado este verano el Unicaja en su política de cantera, con la rescisión del contrato de varios jugadores que estaban en la órbita del primer equipo, ha dejado a Viny Okouo casi como único superviviente de su generación. Todo apuntaba a que esta temporada iba a jugar lejos de Málaga para contar con los minutos que hasta ahora no ha podido tener en el club de Los Guindos y que él en ocasiones ha reclamado.

La temporada pasada estuvo a punto de salir cedido, pero finalmente se quedó en una plantilla que tenía que ser más amplia de lo habitual para competir en la Euroliga. Tener en la rotación a un pívot de 2,14 y 21 años, con un físico privilegiado, que ocupa plaza de cupo y al que el Unicaja lleva formando desde que tenía 15 años siempre es tentador. Pero en la última temporada de Plaza en Málaga, pese a que llegó a tener buenas actuaciones en partidos concretos, Okouo apenas jugó.

La renovación de su contrato está paralizada y su actitud en la última campaña ha generado dudas que el canterano tendrá que disipar

En la campaña 2018-2019, el canterano se subirá al que puede ser su último tren en el Unicaja. Muchos aficionados reclaman que el pívot salga cedido y que se fiche a un jugador interior más que acompañe a Suárez, Wiltjer, Shermadini y el esperado Lessort, ya oficial desde este lunes. Además, el Unicaja ya tiene cubiertos los cupos, tras el fichaje de Jaime Fernández y la continuidad de Suárez, Díaz y Díez. Pero el club y el nuevo entrenador, Luis Casimiro, han decidido que forme parte del primer equipo. Al menos por ahora. «Nos vamos a quedar con el chico, que creemos que tiene progresión, que se ha ido formando aquí», dijo el técnico manchego a principios de este mes. Volverá a ser el quinto interior, el que tendrá que arañar los minutos a base de esfuerzo en los entrenamientos y de paciencia.

Morgan Stilma, el último pívot que sale de Los Guindos

Tiene un par de años menos y sus características son distintas, pero Morgan Stilma va a hacer esta próxima temporada el mismo camino hacia el primer equipo que hizo en su día Okouo. Morgan es un ala-pívot pequeño (2,02), que se desenvuelve muy bien en la zona y que está mejorando su tiro. A sus 18 años, esta próxima temporada jugará en el equipo de Liga EBAque dirigirá Germán Gabriel pero se entrenará con el primer equipo, como hizo el año pasado Ignacio Rosa. Se trata de un jugador nacido en Fuengirola pero de padre holandés y madre italiana y que esta temporada vivirá su cuarta temporada en el club de Los Guindos. Hay confianza en el club en el ala-pívot, que ya ha acabado su etapa júnior (tiene 19 años) y que este verano ha firmado un contrato profesional con el cuadro malagueño para las próximas tres temporadas. Esta temporada podría debutar con el primer equipo.

Stilma está ahora compitiendo con la selección de Holanda en el Europeo B sub-18 (división B) y hasta ahora está teniendo una gran actuación. Ayer, por ejemplo, hizo 22 puntos y 12 rebotes en la victoria de su equipo ante Islandia.

Precisamente esa falta de paciencia le ha jugado malas pasadas a Okouo. La pasada temporada protagonizó algún desplante, tanto en sus redes sociales como en algún entrenamiento. No es fácil canalizar esa frustración por no jugar, pero forma parte del mundo profesional. Esos problemas de actitud han generado ciertas dudas en torno al congoleño. Eso no quita que sea un jugador trabajador, al que es habitual ver en Los Guindos o en el Palacio trabajando con Boni Ndong o machacándose en el gimnasio con el preparador físico Diego Vázquez.

Una campaña determinante

Okouo sabe que está ante una campaña determinante para su futuro. Lo es por varios aspectos. Para empezar, su contrato con el Unicaja termina en 2019. Su hipotética renovación está ahora mismo en punto muerto, ya que el club quiere ver cómo evoluciona el jugador esta temporada. El pívot tiene un contrato modesto y una renovación también implicaría una mejora en su ficha.

Por otro lado, Okouo siempre ha tenido en mente probar suerte en Estados Unidos. Este es el segundo verano que se ha inscrito en el Draft de la NBA para que su nombre empiece a sonar por la meca del baloncesto, aunque finalmente se ha retirado. 2019 es su año natural para ser seleccionado por las franquicias de la mejor Liga del mundo, por lo que de su rendimiento esta temporada dependerá en gran parte que tenga alguna opción, por mínima que parezca, de salir elegido. En más de una ocasión han pasado por el Palacio de los Deportes ojeadores de franquicias de la NBA para ver en acción al pívot del Unicaja. Esta campaña seguro que lo volverán a hacer.

 

Fotos

Vídeos