El Unicaja acabará quinto la fase regular si gana el sábado al Tenerife

El conjunto canario es el único de los que marchan por detrás del malagueño que podría superarlo en la clasificación

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Las cuentas son claras. Si el Unicaja gana el sábado al Iberostar Tenerife (18.00 horas) acabará la fase regular en quinta posición y se enfrentará al Valencia en los cuartos de final de la Liga Endesa en una serie al mejor de tres partidos.

Una vez disputada la jornada de ayer y a falta de dos para el final, el conjunto que dirige Luis Casimiro es quinto con un balance de 19 victorias y 13 derrotas, y aventaja en dos triunfos al Zaragoza, Joventut e Iberostar Tenerife. A los dos primeros le tiene ganado el 'average', pero no ocurre lo mismo en el caso del canario, que venció en Málaga en la primera vuelta por 17 puntos. De este modo, el Tenerife, que está obligado a ganar para mantener el octavo puesto y jugar el 'play-off' es el único que lo puede adelantar.

No será un partido fácil para el conjunto malagueño, cuyo rendimiento fuera de casa deja mucho que desear en lo que va de año y porque tendrá delante a un rival que atraviesa por un buen momento. El equipo que dirige Txus Vidorreta tuvo un pequeño bajón cuando disputaba las semifinales de la Champions League de la FIBA, pero luego ha encadenado cuatro victorias seguidas y ha recuperado el buen nivel que mostró en la primera vuelta de la temporada y que le llevó a finalizar como cabeza de serie para la Copa del Rey de Madrid, por delante justamente del Unicaja.

Por si fuera poco, el sorteo del torneo copero emparejó a ambos equipos y parecía un cruce accesible para el cuadro malagueño, pero luego ofreció un pésimo nivel, no tuvo opciones en ningún momento, se vio superado con mucha claridad u, para colmo, perdió a Jaime Fernández por lesión. La actuación del Unicaja en la copa es una de las dos grandes decepciones de esta temporada, la otra fue la eliminación en cuartos de la Eurocup ante el Alba Berlín.

Para este partido es previsible que el Unicaja acuda con su plantilla al completo después de tres semanas, pues se espera el regreso de Dani Díez y Carlos Suárez. El primero se perdió los últimos dos partidos por un esguince de tobillo y el segundo lleva tres semanas de baja por una rotura de fibras en los isquiotibiales de la pierna derecha.