El Unicaja no activará el 'plan B' para el puesto de base hasta que Sergio Rodríguez se decida

El presidente del Unicaja, Eduardo García, y Luuis Casimiro, durante un entrenamiento./E. MIRANDA
El presidente del Unicaja, Eduardo García, y Luuis Casimiro, durante un entrenamiento. / E. MIRANDA

El club se ha interesado por la situación de varios jugadores en las últimas semanas, con alguna alternativa ya incluso más avanzada

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

La planificación de la plantilla del Unicaja para la próxima temporada vivirá un periodo de espera de unos días por diferentes motivos. El principal es el que afecta al puesto de base y la oferta que se le ha planteado a Sergio Rodríguez. El viernes expira el plazo para que el CSKA, su actual equipo, decida qué va a hacer con el jugador internacional: si rescindir su contrato o renovarlo una campaña más. Si el base sale al mercado, el cuadro malagueño tendrá más claro el panorama. Su respuesta será lo que marcará la hoja de ruta, aunque la competencia es grande. El Valencia, el Milán y un tercer equipo más están pujando muy fuerte por el internacional español

El conjunto cajista aguarda la resolución de la que es su apuesta deportiva más ambiciosa en términos económicos desde que fichó a Garbajosa. Hay consenso para ampliar el presupuesto sólo si se cuenta con la seguridad de una respuesta afirmativa de Rodríguez, que estos días se encuentra en Tenerife en el campus que organiza cada verano.

Notificación del CSKA

Ayer mismo, el 'Diario AS' informaba de que el CSKA ya habría notificado al jugador de que cuenta con él para la próxima temporada. Si es el base el que decide romper el contrato tendría que asumir el pago de la cláusula de rescisión, unos 450.000 euros.

Aunque la negociación con el agente de Sergio Rodríguez es un asunto en el que se trabaja desde hace meses, es evidente que es complicado por el caché y los rivales, así que el Unicaja también ha ido trabajando de forma paralela en un escenario alternativo, que podrá activar una vez que se sepa la respuesta del canario. El club maneja el nombre de un grupo reducido de candidatos. Jugadores conocidos y de nivel que completarían la rotación exterior a falta de un escolta.

El Unicaja, tanto Carlos Jiménez antes como Manolo Rubia ahora, se ha interesado por distintos directores de juego, casi todos con experiencia en Europa. Precisamente Rubia se encuentra ahora en la Liga de Verano de la NBA de Las Vegas. Allí está en estos momentos el gran mercado mundial del baloncesto y seguramente algunos de los jugadores que se siguen, teniendo en cuenta también que el club tiene pendiente la contratación de un ala-pívot, así que no hay mejor escenario en el que seguir de cerca a los posibles candidatos.

Con la vista pendiente en lo que suceda este viernes con Sergio Rodríguez, el Unicaja también contactó con los agentes de algunos jugadores, incluso con clubes en previsión de que determinados bases pudiesen salir al mercado para activar la opción más correcta llegado el momento.

Por lo que respecta al mercado, se están produciendo muchos movimientos en los últimos días. El Zaragoza anunció ayer la contratación de Rodrigo San Miguel para las próximas temporadas y el Obradoiro el fichaje del excajista Earl Calloway, que ha jugado las últimas temporadas en Turquía a gran nivel. Tomás Bellas renovó con el Zaragoza y el Burgos anunció la contratación del alero Miquel Salvó. El Barcelona, por su parte, presentó a Mirotic y confirmó que está negociando con Abrines para cerrar así la plantilla. En el plano internacional, el Fenerbahçe ha fichado al base Leo Westermann (Zalgiris) y el Efes confirmó la llegada del ala-pívot Alec Peters (CSKA).