El Unicaja, ante el último niño prodigio de la ACB

El Unicaja, ante el último niño prodigio de la ACB

Carlos Alocén, tras debutar con solo 15 años, ya es una pieza clave del Zaragoza y está en el radar de los 'grandes'

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

Cuando en 2005 Aíto hizo debutar a un desgarbado jugador de 14 años y 11 meses con el Joventut, aquello parecía una frivolidad. Ricky Rubio se perfilaba ya como una futura estrella de la ACB, pero pocos podían pensar que 15 años después iba a tener un contrato de 55 millones de dólares en la NBA. En 2015 debutó con 15 años Doncic y hoy en día ya triunfa en la NBA, camino de ganar el premio al mejor novato del año. Seguramente sean dos casos únicos, casi irrepetibles, pero en los últimos años se han dado otros casos de gran precocidad en la Liga Endesa.

Uno de ellos pertenece a la cantera del Unicaja y el otro será rival este próximo domingo. En ese 'top 5' de talentos jóvenes entró el pasado mes de octubre Pablo Sánchez, que debutó con 16 años en el Unicaja. Más joven aún debutó Carlos Alocén, base del Tecnyconta Zaragoza, que está considerado el último prodigio de la ACB. El base zaragozano se estrenó en la Liga Endesa con 15 años y 10 meses en 2016 y ya es un hombre clave en los esquemas de Porfi Fisac. Sus números son modestos, 5 puntos y 2 asistencias en 14 minutos, pero su influencia en el equipo es mayor de lo que reflejan las estadísticas. Es además un jugador de una gran madurez pese a su edad y ya sabe lo que es ser internacional con la selección española, ya que Sergio Scariolo contó con él para las ventanas FIBA de febrero. Es el cuarto jugador más joven en debutar con España, tras Carlos Sevillano, Corbalán y Ricky Rubio. A una velocidad vertiginosa, Alocén está quemando etapas como jugador profesional, pese a que alcanzó la mayoría de edad hace apenas unos meses.

El Unicaja se medirá este domingo a uno de los jugadores más prometedores del baloncesto español. Alocén es un base alto (1,94) y potente físicamente, que además tiene capacidad para generarse sus propios tiros, es bueno en el uno contra uno y tiene el carácter necesario para ser un ganador.

Los más precoces de la ACB

1. Ricky Rubio
Debutó con el Joventut en 2005 a los 14 años y 11 meses (5.473 días). Ya tiene una carrera sólida en la NBA.
2. Ángel Rebolo
Base lucense que debutó en la ACB en la temporada 90-91 con el Breogán, con 15 años y 3 meses (5.578 días)
3. Carlos Alocén
El base del Zaragoza jugó su primer partido en ACB en 2016 cuando tenía 15 años y 10 meses (5.783 días)
4. Pablo Sánchez
Debutó esta temporada ante el Zaragoza, con 16 años y 9 días (5.853 días). Se convirtió en el jugador más joven de la historia del Unicaja, superando a Domas Sabonis (17 años y 5 meses)
5. Luka Doncic
El exjugador del Real Madrid debutó con 16 años y 2 meses (5.905 días) en un partido ante el Unicaja en 2015.

Fisac le está dando confianza en el Zaragoza, usándolo muchas veces como revulsivo, para jugar muy rápido. Ante el Joventut metió 15 puntos en 14 minutos, dando buena muestra de ello. Puede generarle problemas al cuadro malagueño, que a día de hoy sigue con un solo base sano, Roberts, y que tendrá que volver a recurrir a Milosavljevic como director de juego suplente. En el partido de la primera vuelta disputado en Málaga Alocén no jugó, aunque sí destacó otro joven muy interesante del Zaragoza, Jonathan Barreiro, alero de 22 años.

Será una buena ocasión para fijarse en este joven base, hijo del que fuera jugador del Peñas Huesca Alberto Alocén, que ya está en el escaparate de algunos de los grandes equipos de la ACB. Pese a los intentos por el Zaragoza por retenerle mejorando las condiciones de su contrato, será difícil no verle este verano firmando un contrato importante con otro equipo. Ya se habla del Real Madrid, club muy pendiente en los últimos años de fichar a talento nacional.

Así juega Carlos Alocén