El Unicaja, con un campeón de verdad

Roberto Chinchilla, uno de los protagonistas de la película ganadora de tres Goya, estuvo hoy en el entrenamiento del equipo malagueño

La plantilla del Unicaja posa con Roberto Chinchilla en el entrenamiento de hoy./Unicaja
La plantilla del Unicaja posa con Roberto Chinchilla en el entrenamiento de hoy. / Unicaja
Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Visita especial en el entrenamiento del Unicaja. Roberto Chinchilla, uno de los protagonistas de la película 'Campeones', ganadora de tres premios Goya conoció a los jugadores del equipo malagueño al término de la sesión que realizaron en el Palacio de los Deportes. Fue un encuentro muy especial, tanto para Chinchilla, jugador, subcampeón de Europa de baloncesto en los Juegos Special Olympics, y entrenador de baloncesto, como para los jugadores del equipo malagueño, que conocieron de primera mano la experiencia de este en el deporte.

Roberto Chinchilla recibió una camiseta con su nombre y cambió impresiones con los jugadores del Unicaja. / Unicaja

Chinchilla padece síndrome de Bourneville, una enfermedad que causa tumores benignos en el cerebro, y que no le ha impedido ganarse la vida con normalidad a nivel profesional y seguir practicando el baloncesto. El ahora actor recibió una camiseta con su nombre y cambió impresiones con los jugadores españoles de la plantilla de forma muy amistosa. Chinchilla se encuentra durante estos días en la ciudad con motivo de la celebración del Festival de Málaga.

La clave del éxito de 'Campeones', dirigida por Javier Fesser, es que está protagonizada por personas normales, no actores; como es el caso de Chinchilla. La cinta cuenta la historia de Marco, que es el segundo entrenador de un equipo profesional de baloncesto. Tras estrellar su coche al conducir ebrio, se ve obligado a entrenar a un grupo de chavales con discapacidad intelectual por orden de la juez. A regañadientes comienza lo que para Marco significa un trabajo forzado. Sin embargo, cuanto más tiempo pasa con ellos, más se da cuenta de que estos chicos con discapacidad son felices e independientes más allá de su enfermedad.