El Unicaja se centra en fichar un base comunitario

Díaz, en una imagen de archivo durante su anterior lesión. /SUR
Díaz, en una imagen de archivo durante su anterior lesión. / SUR

El club prioriza la contratación de un exterior para suplir la baja de Díaz y se frena por ahora la incorporación de un pívot

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

La competición no se para y el Unicaja ya está mentalizado en el partido de mañana ante el Iberostar Tenerife (12.30 horas), una cita importante cara a las aspiraciones del equipo malagueño de ser cabeza de serie en la Copa del Rey que se celebrará en febrero en Madrid. El grupo trata de no descentrarse tras las lesiones de Suárez y Alberto Díaz, aunque la plantilla tendrá que pasar por un proceso de reconversión para adaptarse a la nueva realidad, sin sus dos mejores defensores y con la rotación aún más reducida.

En los despachos, la actividad no cesa para tratar de paliar los efectos de dos bajas importantísimas en un momento clave de la temporada. El equipo se queda con 10 profesionales –uno de ellos Viny Okouo, que ha jugado sólo 29 minutos en todo lo que va de temporada– y tiene que sacar adelante en este mes el Top-16 de la Eurocup y consolidar su posición para afrontar la Copa. Como se informó ayer, la dirección deportiva del Unicaja ha empezado a contactar con agencias de representación para traer algún refuerzo. Se ha preguntado por bases y por pívots, pero la prioridad es incorporar a un director de juego. De hecho, se ha frenado por ahora la búsqueda de un interior –el ansiado cuatro y medio que eleve el nivel físico de la plantilla– en favor de encontrar un sustituto para Alberto Díaz, que estará unos tres meses fuera tras su recaída en la lesión de su pierna derecha. Se espera que Carlos Suárez sí pueda estar de vuelta antes de lo previsto y así paliar la falta de rotación exterior actual. En este sentido, uno de los pívots que estaba sobre el radar del club malagueño, Yanick Moreira, ha aceptado una oferta del Virtus de Bolonia italiano.

Tarea complicada

El conjunto malagueño busca a un base con pasaporte comunitario que pueda suplir al canterano. Aunque el equipo salvó con nota los dos meses que Díaz estuvo fuera en su primera lesión, utilizando a Jaime Fernández de base y dándole más minutos a Salin, en el club se considera que ahora sí es necesario fichar a un base, ya que el malagueño estará fuera más tiempo y además ahora sí hay mucho en juego. La tarea no es fácil, ya que se trata de un contrato temporal y además el club malagueño no paga habitualmente rescisiones de contrato, por lo que tiene que ser un jugador libre. Uno de los primeros ofrecimientos que llegó al club, el del malagueño Carlos Cabezas, no se ha activado por ahora. El veterano jugador está sin equipo y está deseando jugar sus últimos partidos en el club en el que se formó, pero el Unicaja está explorando otras opciones.

El tiempo apremia y la entidad de Los Guindos quiere incorporar cuanto antes al fichaje, aunque los jugadores que están actualmente en la plantilla son los que van a tener que dar un paso adelante, especialmente en la Eurocup, ya que no se pueden inscribir nuevos jugadores hasta la segunda vuelta del Top-16, cuando ya tendría que estar encarrilada la clasificación.

Salin destaca que el equipo tiene que mejorar en defensa

No dio buena imagen el Unicaja ante el Valencia, pese a que no se fue del partido en ningún momento y a que mostró buena actitud. Pero los propios jugadores son conscientes de que tienen que hacer mejor partido si quieren sacar adelante el choque ante el Tenerife en casa. Ayer Salin ponía el acento en la defensa: «El Tenerife es un rival muy duro; hemos de jugar bien porque en el último partido en Eurocup lo hicimos un poco peor con respecto a últimamente. Necesitamos jugar mucha mejor defensa, mucho más colectivo en conjunto, como un equipo. Si hacemos esto tenemos muchas opciones de ganar».

Ambos conjuntos se encuentran a tan solo una victoria de diferencia, un hecho que no pasa inadvertido por los jugadores del cuadro malagueño. «Estamos muy cerca en la clasificación y necesitamos ganar nuestros partidos en casa, está claro. Solo deseo eso, nada más», indicó Salin.

El técnico rival, Txus Vidorreta, podrá disponer de la totalidad de su plantilla, a excepción de Thadd McFadden. «El Unicaja tiene dos buenos bases, grandes jugadores exteriores y por dentro tres pívot de una gran calidad. Las bajas se notan, está claro, pero el Unicaja es un equipo muy largo y las bajas de Alberto Díaz y Carlos Suárez las pueden suplir mirando hacia adentro». Destacó a Fernández, quien a su juicio «está haciendo una gran temporada, tanto en la posición de base como de escolta» y comentó que ha añadido a su buen juego su acierto en el tiro exterior.

 

Fotos

Vídeos