El Unicaja se olvida de competir en Belgrado (105-89)

Una jugada del encuentro. /Zvezda
Una jugada del encuentro. / Zvezda

El equipo malagueño, sin tensión y con la mente lejos del partido, sufrió una contundente derrota ante el Estrella Roja

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

No se puede decir que haya completado el Unicaja un brillante Top-16, que termina con un balance de tres victorias y tres derrotas. Es cierto que se ha cumplido el objetivo, que era pasar a la siguiente fase (se medirá en cuartos al Alba de Berlín), pero tendrá que mostrarse mucho más sólido a partir de marzo si quiere llegar lejos en esta Eurocup.

Ayer no había apenas nada en juego ante el Estrella Roja, salvo sumar una victoria más cara a posibles empates con rivales en la siguiente fase para decidir el factor cancha, pero a nadie le gusta ver a su equipo dejar de competir (105-89). Eso le pasó al conjunto malagueño en Belgrado, ante un rival que le puso más ganas y que además se encontró con una defensa de mínimos durante gran parte del encuentro. Se puede entender en parte el desgaste y la falta de motivación visitante, pero no hacer un pésimo segundo cuarto como el de ayer, recibir 105 puntos y coger sólo tres rebotes en ataque en todo el partido. Si Luis Casimiro quería que este encuentro sirviera para mantener la dinámica positiva, ahora habrá que esperar que no tenga el efecto totalmente contrario.

Costaba reconocer a un Pionir –Aleksandar Nikolic Hall es el nombre oficial–, tan calmado, con menos de 3.000 espectadores. Era síntoma claro de que ya no había nada en juego en esta última jornada del Top-16 de la Eurocup. El Estrella Roja, un buen equipo que seguramente aspiraba a cotas mayores, quería sin embargo despedirse dejando un buen sabor de boca.

Al Unicaja no se le veía con mucha tensión y en el arranque del partido le bastó con el acierto exterior de Salin y Wiltjer. El canadiense, con 11 puntos en el primer cuarto, fue el sustento en ataque del cuadro malagueño, porque en defensa el Estrella Roja no encontraba muchos problemas para anotar (26-27).

Más

Esa igualdad del primer cuarto se desmoronó en el segundo, porque el equipo malagueño se fue al vestuario con diez minutos de antelación. La fragilidad de Boatright subiendo el balón puso nervioso a su equipo y la defensa fue a peor. Empezaron a sumar más jugadores locales, como Nenadic o Davidovac y el cuadro serbio se creció. Luis Casimiro recurrió a Jaime Fernández, que era duda por gastroenteritis, y el madrileño empezó a sumar desde el primer momento (45-41). Pero los últimos minutos del cuarto fueron la viva imagen del despropósito. El parcial del Estrella Roja fue de 12-0 para el 57-41 con el que se llegó al descanso.

Mínima reacción

Tras el descanso, el Unicaja salió con algo más de actividad. Empezó a jugar el conjunto malagueño con sus hombres interiores y pronto sacó provecho. Un triple de Waczynski lograba llevar el marcador a la barrera psicológica de los diez puntos (70-60) y el conjunto malagueño parecía que se iba a meter en el partido. Pero justo después, se dejó encajar un parcial de 6-0, con Davidovac de protagonista, que frenó el ímpetu visitante (81-65).

Hasta entonces el partido del Unicaja era para olvidar y quedaba por ver si al cuadro malagueño tenía ganas y orgullo para tratar de revertir la situación. Cinco puntos seguidos de Fernández y una canasta de Lessort invitaban al optimismo. El Unicaja presionaba y Lessort aportaba intensidad en ambos lados de la cancha. Pero el Estrella Roja no estaba dispuesto a echar por tierra su ventaja e impidió que el cuadro malagueño se acercara más, con triples de Ragland o Dobric. Corría el tiempo y el parcial del último cuarto se volvía a equilibrar.

El conjunto serbio superaba los 100 puntos y el Unicaja ya daba su brazo a torcer de manera definitiva. Al final, 105-89 y una derrota contundente para cerrar el Top-16. La cabeza de los jugadores estaba ya en la Copa del Rey de febrero o en el Top-8 europeo de marzo.

105 Estrella Roja

Ragland (17), Dobric (10), Baron (11), Simanic (9), Ojo (9) -cinco inicial-, Perperoglou (13), Davidovac (16), Ristic (-), Nenadic (13) y Faye (7).

89 Unicaja

Roberts (5), Salin (6), Milosavljevic (9), Wiltjer (18), Lessort (9) -cinco inicial-, Fernández (14), Díez (7), Waczynski (6), Shermadini (7), Okouo (-) y Boatright (8).

parciales.
26-27, 31-14, 24-24 y 24-24.
árbitros.
Rocha (POT), Shemmesh (ISR) y Vyklicky (CHE). Eliminaron por cinco faltas personales a los locales Perperoglou y Ojo, y al visitante Salin.
cancha.
Partido correspondiente a la sexta y última jornada del Top 16 de la Eurocopa, disputado en el Aleksandra Nikolic Hall de Belgrado ante 2.896 espectadores