El Unicaja, a entrenar tras la debacle europea

La plantilla del Unicaja durante un entrenamiento en el Palacio./Migue Fernández
La plantilla del Unicaja durante un entrenamiento en el Palacio. / Migue Fernández

El equipo se ejercita en el Palacio nada más aterrizar procedente de Berlín después de ser eliminado de la Eurocup

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

¿Castigo o penitencia? El Unicaja llegó este mediodía a Málaga después de caer eliminado ayer de la Eurocup a manos del Alba Berlín y se fue directo al Palacio de los Deportes a entrenar. A pesar de la carga de partidos acumulada, Luis Casimiro se centró ya en el importante encuentro de Liga de este sábado ante el Herbalife Gran Canaria (20.30 horas).

No es habitual que el equipo se ejercite después de un viaje y menos por la mañana, pero así se decidió después del encuentro en Berlín. Hay que tener en cuenta que la plantilla viaja mañana a primera hora a Las Palmas para el choque del sábado, por lo que se pensó que lo mejor era entrenar nada más llegar a Málaga. Fuera ya de Europa y pendiente de si podrá optar a la Euroliga dependiendo de lo que hagan el Valencia y el Andorra, la Liga es ya el único objetivo de Casimiro y sus jugadores. Si uno de estos dos equipos es campeón de la Eurocup, la vía de la ACB para acceder a la Euroliga también quedará cerrada.

El conjunto malagueño ocupa la quinta posición en la Liga Endesa, empatado con el Valencia con 14 triunfos, por lo que es vital mantenerse en la pelea por ser cabeza de serie en la fase por el título. En Las Palmas se va a encontrar a un Herbalife que está sufriendo un suplicio de temporada por su participación en la Euroliga, pero que afronta el choque revitalizado después del regreso de Pedro Martínez al banquillo. El conjunto amarillo se juega la vida pues es cuarto por la cola con solo una victoria de margen sobre los puestos de descenso a la LEB Oro.