El Unicaja y Jaime Fernández, en buena sintonía para la mejora de contrato del escolta

Jaime Fernández intercepta un pase de Omar Cook en el partido ante el Estudiantes esta temporada./ACB Fotos
Jaime Fernández intercepta un pase de Omar Cook en el partido ante el Estudiantes esta temporada. / ACB Fotos

El club se reunió ayer con el agente del jugador para concretar un acuerdo que también contempla el aumento de su cláusula de rescisión

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

El Unicaja quiere blindar a Jaime Fernández. El club malagueño ha abierto la negociación con el jugador madrileño y su agente para mejorar su contrato y elevar la cláusula de rescisión que tiene ahora.

Como ya se informó hace un mes, el Unicaja trasladó su intención al representante Fernández, Quique Villalobos, antes de la Copa del Rey y ahora se ha puesto manos a la obra. Las dos partes mantuvieron ayer un acuerdo en Málaga en el que hubo muy buena sintonía para concretar un acuerdo y cerrar un nuevo contrato. El Unicaja quiere premiar así a un jugador que ha explotado de forma espectacular y se ha convertido en uno de los mejores nacionales del momento, pero también quiere protegerse ante el interés de terceros, y es que algunos de los clubes importantes de la ACB y Europa, lo tienen en su agenda. Su cláusula de rescisión es actualmente de 750.000 euros, así que la idea es elevarla por encima del millón, sin que haya trascendido la cantidad exacta. Es una cuantía que puede parecer muy alta, pero no conviene perder de vista que se pagó más por otros españoles no hace mucho. El Barcelona desembolsó dos millones por Claver y uno por Oriola... Como es lógico está cláusula irá en función de sus emolumentos y se habla también de una ampliación de la duración del acuerdo entre las partes.

Números de estrella

De Fernández el Unicaja valora la edad, acaba de cumplir 25 años, por supuesto sus cualidades para actuar tanto de base como de escolta, y la progresión mostrada en las últimas dos temporadas; primero en el Estudiantes y luego en el Andorra, un club de mayor exigencia. Como se informaba ayer, sus números de esta temporada son sobresalientes, a pesar de que ha estado dos meses lesionado. Esto no ha importado para que sea el tercer jugador mejor valorado de la ACB (16,5), por su puesto el mejor nacional, es el cuarto en asistencias (4,42), también el español más destacado, y promedia 13 puntos por partido. Su gran temporada le permitió asentarse en la selección española y ha sido un fijo para Sergio Scariolo durante los partidos de clasificación para el Mundial de China. Está bien situado incluso para entrar en la lista definitiva, a pesar de que ahora el seleccionador contará con los españoles que militan en la NBA.

El Unicaja quiere de este modo protegerse y reforzar la apuesta deportiva por jugadores nacionales, de ahí precisamente el interés que mostró por Brizuela. El club malagueño cuenta con Fernández, Díaz, Suárez, Díez, tiene cedido a Ignacio Rosa y entrenando con el primer equipo a Morgan Stilma, que es nacido en Fuengirola. Además, de Estados Unidos pueden llegar Francis Alonso y Rubén Guerrero dependiendo de la configuración de la plantilla y los planes del club.

Waczynski sigue al margen del grupo y es la única duda

El Unicaja no sabrá hasta mañana viernes si Adam Waczynski puede jugar el encuentro del domingo ante el Joventut (17.00 horas). El jugador polaco sigue al margen del grupo después de sufrir la semana pasada una distensión muscular en los isquiotibiales. Es la única ausencia por lesión que tiene el equipo, pues hay que recordar que Ryan Boatright está dado de baja tras el regreso de Alberto Díaz al equipo. El estadounidense ya está entrenando con el equipo y podría ser dado de alta si lo estima oportuno Luis Casimiro en caso de que Waczynski no mejore. La opción del canterano Lucas Muñoz, que ha hecho un gran trabajo estos días, también es contemplada.