El Unicaja también 'juega' la final de la Eurocup

Dubljevic trata de recibir un balón defendido por Shermadini en un Unicaja-Valencia. /ACB FOTOS
Dubljevic trata de recibir un balón defendido por Shermadini en un Unicaja-Valencia. / ACB FOTOS

Si el conjunto valenciano es campeón, el equipo malagueño no tendrá opciones de jugar la Euroliga

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

El Unicaja está en manos de un tercero en su ya clásica rivalidad con el Valencia en la pugna por estar la próxima temporada en la Euroliga. Esta noche comienza en el pabellón de la Fuente de San Luis la final de la Eurocup en la que el conjunto español se enfrenta al Alba Berlín (20.30 horas, Teledeporte), en una serie al mejor de tres partidos.

El desenlace de este duelo será clave para el futuro del Unicaja. En caso de que el Valencia gane el título, la Liga ACB ya no dará una plaza para la Euroliga de la próxima temporada. Si es el cuadro alemán el que se proclama campeón, la Liga cobrará una importancia mayor para el conjunto cajista, pues jugará la Euroliga si es campeón o finaliza como el mejor de los que no tienen plaza asegurada (Real Madrid, Barcelona y Baskonia).

Hay que recordar que el Valencia, al acabar el Top-16 como el mejor equipo, logró la ventaja de tener el factor campo en contra en todas las eliminatorias; también en la final. De este modo, el de hoy es el primer duelo con el Alba Berlín que dirige Aíto García Reneses, y la serie se trasladará a la capital alemana el viernes 12 (20.00 horas). En caso de que haga falta un tercer partido, el Valencia volverá a contar con el respaldo de sus aficionados el lunes 15 a las 20.30 horas.

El Valencia parte como favorito sobre el papel, primero por su trayectoria en el torneo, pues acumula 14 victorias seguidas, de hecho sólo ha perdido dos partidos de los 20 disputados, y cuenta con el factor campo a favor, algo clave, aunque no decisivo, tal y como quedó demostrado cuando en 2017 perdió la final contra el Unicaja.

En cualquier caso, el Alba Berlín, el equipo revelación de la temporada, es un conjunto tremendamente complicado, como ya comprobaron los aficionados malagueños en la eliminatoria de cuartos de final frente al Unicaja, al que superó antes de eliminar a otro equipo español, el Andorra.

Los de Aíto despliegan un baloncesto atractivo, valiente y con un gran ritmo. El Alba tiene un equipo muy joven, pero a la vez competitivo, que quizá flaquea en el juego interior. Delante tendrá a un Valencia cuyo juego ha generado algunas dudas en las últimas jornadas ligueras y que no puede permitirse otro revés como el que sufrió en su día con el Unicaja.