El Unicaja, en manos del Alba de Aíto, que se medirá al Valencia en la final de la Eurocup

El Unicaja, en manos del Alba de Aíto, que se medirá al Valencia en la final de la Eurocup

Si el conjunto español gana el título dejaría al club de Los Guindos sin ninguna opción de regresar a la Euroliga el próximo año

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

La Eurocup 2018-2019 ya es historia para el Unicaja, pero el conjunto malagueño está obligado a seguir muy de cerca la recta final de la competición. Los clubes de Euroliga y su máximo dirigente, Jordi Bertomeu, no quieren que vuelva a haber cinco equipos españoles en la máxima competición europea, por lo que al club de Los Guindos no le interesa que haya un campeón español de la Eurocup.

Este viernes quedó determinada la final de la competición que ha disputado el Unicaja. El Valencia ganó en Kazán para eliminar al Unics (73-79) por la vía rápida y el Alba Berlín hizo lo mismo en Andorra (81-87) para dejar en la cuneta al otro representante de la Liga Endesa. Por tanto la final será entre el Valencia y el Alba y al Unicaja le interesa una victoria del conjunto alemán, su verdugo en cuartos. Si el Valencia gana, el cuadro malagueño ya no tendrá ninguna opción de regresar a la Euroliga la próxima campaña, termine como termine en la Liga Endesa. Si gana el Alba, entonces el equipo mejor clasificado en la ACB por detrás de los tres con licencia A (Real Madrid, Barça Lassa y Baskonia) sí jugaría la Euroliga la próxima temporada. Es un reto muy complicado para el Unicaja, pero al menos existiría la opción.

La final volverá a ser al mejor de tres partidos y el conjunto valenciano tendrá el factor cancha a favor. El conjunto español ha sido hasta ahora el mejor de la Eurocup y es el gran favorito para volver a levantar el título y regresar a la élite europea. Sin embargo, el Alba de Berlín ya ha demostrado que puede competir a gran nivel y el conjunto de Aíto no se lo pondrá fácil. El Unicaja estará muy pendiente de esta final, que le puede dejar definitivamente sin Euroliga a principios de abril.