El Unicaja marca sus siguientes objetivos en el mercado

Gerun enfila la canasta perseguido por Jerome Jordan. /ACB FOTOS
Gerun enfila la canasta perseguido por Jerome Jordan. / ACB FOTOS

Un ala-pívot de un perfil físico y un base de nivel serán los siguientes movimientos tras el fichaje de Thompson y la propuesta a Gerun

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

El Unicaja vuelve a moverse muy rápido en el mercado veraniego. Si en cuestión de una semana solventó las renovaciones de los jugadores que terminaban contrato y que quería mantener (Milosavljevic y Suárez), al tiempo que concretó la revisión de Jaime Fernández, luego cerró el fichaje con Deon Thompson y ahora espera hacer lo mismo con Volodymir Gerun, pívot del Cafés Candelas Breogán, que se perfila como el recambio de Shermadini en el juego interior y al que le ha realizado una oferta por tres temporadas. Se le ha realizado una propuesta por tres temporadas y algunas fuentes apuntan a que el acuerdo está próximo.

Con buena parte de la planificación encarrilada, los responsables de los fichajes del club cajista, el director deportivo, Carlos Jiménez, y el presidente, Eduardo García, centrarán ahora sus gestiones en concretar dos refuerzos más, el de un ala-pívot y el de un base, todavía podría quedar alguna llegada más, aunque esta no es segura.

Viendo la futurible batería de hombres altos y recordando que Rubén Guerrero, (2,13 metros) tiene contrato, el Unicaja maneja varias opciones para incorporar un cuatro de un perfil más físico que Kyle Wiltjer. Se quiere mantener un nivel ofensivo similar al del canadiense, lo cual es complicado por su calidad ofensiva, pero con mayor presencia física. Esto complementaría también a los dos jugadores como Thompson (2,05 metros) y Gerun (2,08). De este modo se lograría un juego inteior más polivalente y con más capacidad reboteadora, faceta que ha sido uno de los grandes déficits del Unicaja esta temporada. Thompson fue el máximo reboteador de la ACB la temporada 2017-2018 y Gerun finalizó la fase regular en el quinto puesto del 'ranking' con 5,5 rechaces por partido, además de ser el máximo reboteador en ataque de la Liga. 

Por los movimientos realizados hasta ahora, el Unicaja tiene margen de maniobra, pues tiene libres las dos plazas de extracomunitario permitidas en la Liga Endesa, por lo que podría emplearlas en el ala-pívot o en el base. Como ya se informó estos días, Thompson tendrá pasaporte cotonou en breve, pues jugará el Mundial de China con Costa de Marfil.

El base, clave

Precisamente el puesto de director de juego será uno de los fichajes más importantes que realizará el club, no sólo por el nombre y la trayectoria del elegido, sino porque además debe complementarse con Díaz y Jaime Fernández. Se busca un perfil más anotador que el que ha ofrecido Brian Roberts. El estadounidense ha dejado satisfechos a los técnicos con su trabajo, pero acabó desfondado después de asumir durante buena parte de la temporada una carga extra de minutos por las prolongadas lesiones de Díaz y Fernández. Se considera que esto jugó en su contra y le restó frescura para destacar en otras facetas del juego. El Unicaja también tiene preferencias claras en esta posición y se espera que las negociaciones también se concreten con prontitud. Puede que el club haga algún que otro movimiento dependiendo de cómo responda el mercado y según las necesidades que se observen en el nuevo equipo.