El Unicaja, a dar la nota en la Copa

Milosavljevic, Lessort, Waczynski y Fernández aceptaron la invitación de SUR para posar como una banda de rock./Salvador Salas
Milosavljevic, Lessort, Waczynski y Fernández aceptaron la invitación de SUR para posar como una banda de rock. / Salvador Salas

El equipo malagueño, moralmente reforzado por los últimos resultados, busca las semifinales ante el Tenerife

JUAN CALDERÓN y ENRIQUE MIRANDAMálaga

Por el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid, Wizink Center, han desfilado en los últimos años algunos de los mejores grupos musicales del momento. Estrellas consagradas, grupos emergentes y bandas de culto de diferentes géneros musicales. Allí llega esta tarde el Unicaja dispuesto a dar la nota en la Copa del Rey, en la que debuta a las 19.00 horas frente al Iberostar Tenerife. Los de Casimiro llegan preparados para hacer ruido y dispuestos a confirmar en el mejor escaparate posible el buen baloncesto que han desplegado esta temporada.

Más...

El reportaje fotográfico especial que acompaña esta información evidencia el talante con el que los jugadores cajistas desembarcan en la Copa: atrevidos, irreverentes, desafiantes y dispuestos a hacerse notar. Esa ha sido la seña de identidad del baloncesto que han practicado hasta ahora, siempre por encima de los ochenta puntos, con un marcado carácter ofensivo sin importar el rival que estuviese delante.

Quizá es la mejor manera de enfocar un torneo como la Copa, imprevisible y en el que las sensaciones próximas a esta semana cuentan más que lo hecho durante meses. En este sentido, el Unicaja vive en una nube después de ganar sus dos últimos partidos de Liga de forma espectacular, en el último segundo después de dos exhibiciones ofensivas contra el Real Madrid y el Manresa.

Este torrente de emociones positivas debe servirle para afrontar un primer escollo complicado como es el Iberostar Tenerife que hace mes y medio lo desnudó en el Palacio de los Deportes (61-78), en el que ha sido el peor partido de los de Luis Casimiro esta temporada. Es un buen punto de partida para entender la dificultad de un rival muy equilibrado en ataque y defensa, que explota a la perfección la tendencia actual del baloncesto con los triples, pues tira más de tres puntos que de dos. Frenar esta suministro de puntos es algo vital si el Unicaja clasificarse para las semifinales de la Copa. «Hemos intentado prepararnos no sólo para defender su triple, también su contraataque, situaciones de tiro exterior, de poste bajo, que juegan mucho, y su rebote ofensivo. Que estos tiros abiertos, normalmente tras extra pase, estén contestados, bajar ese porcentaje y tener el rebote para manejar el ritmo de partido», comentaba ayer Casimiro.

La realidad es que hay pocos secretos entre dos equipos que se han enfrentado hace cuatro días. Los peligros están perfectamente identificados y el Tenerife tiene varios, también a nivel individual. En lo que va de temporada tres de sus jugadores han sido 'MVP' de la jornada: Beirán, Colton Iverson y McFadden, aunque a este se le cortó esta misma semana por sus actos de indisciplina. Pese a que globalmente es el máximo anotador del equipo esta temporada, su importancia en la rotación se había reducido mucho en los últimos encuentro, de hecho no jugó en la victoria de su equipo en Málaga el día de Reyes.

Perder antes de la Copa

Si en el Unicaja la tendencia es ascendente, la del Tenerife, sin ser mala, no es tan positiva. El tropiezo del domingo contra el Burgos rebajó las expectativas del equipo que dirige Txus Vidorreta, y el ambiente en el seno del equipo se complicó más con el incidente de McFadden. Ha perdido dos de los últimos tres partidos, cediendo el cuarto puesto en la Liga en favor del Unicaja.

A pesar de esto, el técnico vasco del Tenerife mantiene el discurso ambicioso, no en vano hace sólo unos días que ganaron al líder de la Liga, el Barcelona. «Ante los equipos de mayor nivel es cuando mejor hemos rendido, con lo cual tenemos ese factor a favor, aunque el factor adverso es que recientemente les hemos ganado con autoridad en Liga y eso hará que ellos también estén muy enfocados en qué deben mejorar para ganarnos», dijo.

Vidorreta tiene claro que las opciones de su equipo pasan en gran medida por frenar a Jaime Fernández. El madrileño es el motor del Unicaja. Si está a buen nivel, el Unicaja es otro equipo. En el último mes de competición promedia 19 puntos y 5 asistencias. Así que pararlo será el cometido principal de su rotación exterior. En el partido jugado en Málaga sus hombres lo consiguieron y Fernández se quedó en cuatro puntos.

Con la clasificación en la mano es la eliminatoria más igualada. Se enfrentan cuarto contra quinto y escenificará un interesante duelo entre los dos jugadores nacionales más en forma. Por el Unicaja, el mencionado Jaime Fernández, y, por el Tenerife, Javi Beirán, ambos formados en la cantera del Estudiantes y que están sorprendiendo con su sensacional rendimiento. En juego estará el pase a semifinales que les deparará un enfrentamiento con el ganador del duelo entre el Barcelona y el Valencia, que se jugará a las (21.30 horas). El Unicaja quiere dar la nota en la Copa y los primeros acordes deben llegar hoy.