El Unicaja, obligado a salir de la crisis para seguir con vida en el Top-16

Lessort se medirá al Estrella Roja, equipo en el que brilló la pasada campaña./Germán Pozo
Lessort se medirá al Estrella Roja, equipo en el que brilló la pasada campaña. / Germán Pozo

El conjunto malagueño, en el peor momento de lo que va de temporada, no puede permitirse hoy un tropiezo ante el Estrella Roja en casa

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

«Ahora mismo, en la dinámica que estamos, cada partido tiene que ser una oportunidad para recuperar nuestro estilo de juego y nuestro ánimo para afrontar los partidos sean de la competición que sean». Son palabras de Luis Casimiro cara al partido de esta tarde ante el Estrella Roja (20.45 horas, por Teledeporte), en la segunda jornada del Top-16 de la Eurocup. El técnico manchego es consciente del grave bache por el que pasa el equipo y también que ha llegado en un momento de la temporada que es muy delicado.

Hay preocupación por el estado de ánimo y competitivo del equipo, pero también por cumplir los objetivos. Tras la derrota en la pista del Valencia en la jornada inaugural, ganar hoy es prácticamente obligatorio si no se quiere echar el Top-16 por la borda. Empezar con dos derrotas consecutivas sería muy difícil de levantar en una fase de la competición tan corta, de sólo seis partidos. Los partidos en casa tienen que ser una garantía, por lo que hay que empezar a sumar hoy.

Es difícil hacerlo sólo 48 horas después de una derrota tan dura como la del Iberostar Tenerife, pero al Unicaja le toca reiniciar, salir del bache y recuperar su mejor versión: «Hay que levantarse después de las derrotas de los últimos partidos. Este Top-16 es una fase muy corta y por eso hay que ser muy sólidos en casa. Hay que tener más energía y salir al cien por cien», comentaba Waczynski. El rival tampoco es el más propicio para un Unicaja cuyo rendimiento es ahora mismo una incógnita. «El partido contra el Estrella Roja nos puede venir bien para volver al camino que hemos tenido hasta ahora, sabiendo la dificultad que entraña un equipo como el Estrella Roja que tiene muy buenos tiradores y también bastante físico por dentro», decía Casimiro. Se verá de nuevo a un Unicaja bajo mínimos sin Alberto Díaz ni Carlos Suárez, con una rotación de nueve jugadores, a los que hay que sumar Okouo y los jóvenes Pablo Sánchez y Stilma y a la espera de que llegue un refuerzo, aunque no podrá jugar hasta la segunda vuelta de la competición europea. El conjunto serbio ganó en la primera jornada del Top-16 ante el Limoges (83-71) y, aunque es cierto que fuera de casa son más vulnerables –los cuatro partidos que perdieron en la primera fase fueron como visitantes–, llegan en un buen momento anímico e invictos en la Liga Adriática (14 victoria y ninguna derrota).

El conjunto malagueño tendrá que apretar en defensa para no caer ante un rival con dos exteriores muy peligrosos (ambos exjugadores del Murcia, Ragland y Billy Baron) y dos interiores muy físicos (Zirbes y Michael Ojo) y veteranos de nivel, como Marko Keselj y Perperoglou. Aunque más allá de los rivales, el Unicaja es consciente de que puede perder ante cualquier equipo si vuelve a jugar como lo hizo ante el Tenerife. Un buen partido, una victoria solvente, puede servir para recuperar la confianza y salir poco a poco de la crisis de juego en la que ha entrado el cuadro que entrena Luis Casimiro.

El técnico del Estrella Roja entrenó a tres jugadores del Unicaja

En el baloncesto actual las labores de 'scouting' son cada vez más importantes y se puede estudiar prácticamente todo del rival: sus puntos fuertes, sus debilidades, los sistemas más habituales, las jugadas que suele repetir cada profesional... Pero todos los vídeos, estadísticas e informes no pueden con el conocimiento personal e individualizado de los jugadores del rival. Esto le ocurrirá hoy a Milan Tomic, el técnico del Estrella Roja, que ha entrenado en los últimos años a tres de los nueve jugadores profesionales que competirán hoy con la camiseta del Unicaja. El exjugador serbio llegó este pasado verano al banquillo del Estrella Roja después de una larga experiencia como técnico asistente en el Olympiacos. Allí coincidió en 2013 con Shermadini, con el que logró el título de la Euroliga destrozando al Real Madrid en la final (con Carlos Suárez aún en las filas madridistas). Además, el año pasado Tomic trabajó muy de cerca en El Pireo con dos de los refuerzos del Unicaja de este año, Roberts y Wiltjer, ambos la temporada pasada en el Olympiacos.

Lessort, contra su exequipo

En el lado contrario, Lessort conoce bien a algunos de los rivales hoy del Estrella Roja, equipo en el que debutó en la Euroliga la campaña pasada. Aunque el conjunto de Belgrado ha sufrido una gran transformación este verano, tras caer de la Euroliga a la Eurocup, siguen cuatro jugadores que el año pasado compartieron vestuario con el francés del Unicaja: Marko Keselj, Dejan Davidovac, Branko Lazic y Ognjen Dobric.

 

Fotos

Vídeos