El Unicaja no se olvida de Wiltjer

Wiltjer bromea con Roberts en un entrenamiento de esta temporada. /Migue Fernández
Wiltjer bromea con Roberts en un entrenamiento de esta temporada. / Migue Fernández

Los técnicos valoran su capacidad ofensiva y ven pocas opciones mejor en el mercado

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Kyle Wiltjer se casaba el pasado fin de semana en la isla griega de Íos culminando así una semana de preboda en la que ha estado acompañado de familiares y amigos por el mar Egeo. El pívot comienza una nueva etapa en su vida sin conocer todavía dónde jugará la próxima temporada. Puede que repita en Málaga porque el Unicaja, a pesar de no haberlo incluido en el listado de jugadores sujetos a derecho de tanteo, se está planteando seriamente la posibilidad de volver a contar con el ala-pívot canadiense.

Como ya se informó hace unas semanas, el cuerpo técnico e incluso sus propios compañeros dan mucha importancia a la capacidad ofensiva de Wiltjer, y se considera que es difícil de igualar por cualquier otro jugador que haya a día de hoy en el mercado. Luis Casimiro mostró sus preferencias por la continuidad del ala-pívot a los responsables del club al terminar la temporada e incluso a los representantes de Wiltjer se les indicó que se les iba a trasladar una oferta. En los esquemas del manchego es básica la presencia de un ala-pívot con capacidad para abrir el campo con su tiro de tres.

Luego, el canadiense no fue incluido en el tanteo por cuestiones lógicas. Haberlo hecho habría implicado igualar el salario que percibió la última temporada, y la idea era o es negociar a la baja. Hay algunos aspectos a considerar en la situación de Wiltjer. Por un lado, sus problemas en el aspecto defensivo son conocidos, pero acabó la temporada como el segundo máximo anotador del equipo con 11,4 puntos y un 43% en triples, de hecho fue uno de los pívots con mejor porcentaje de la Liga. Además, el jugador podría logar el pasaporte holandés por la vía de vínculos familiares, pues su abuelo era de país. El Unicaja sondea alternativas con una mayor presencia física, máxime cuando el nuevo juego interior tiene un perfil distinto al de la campaña pasada. Al menos esta es la idea sobre la que se ha trabajado en las últimas semanas. Sin embargo Casimiro valora al canadiense, aunque también tenía la misma opinión de Salin, y luego el Finlandés quedó descartado.

Actualmente el Unicaja cuenta con un extracomunitario en nómina, Deon Thompson, aunque se confía que adquiera la condición de Cotonou cuando juegue un partido oficial con Costa de Marfil y así se espera que suceda cuando dispute el Mundial de China. Esto es clave, pues el club tiene que hacer todavía tres fichajes, y cualquier contratiempo en lo referente a los pasaportes originaría un problema importante. Hay quien aboga por esperar y quien prefiere acudir sin restricciones al mercado pensando en que no habrá problemas. Mientras, Wiltjer espera una llamada del Unicaja en plena luna de miel.