El Unicaja se prueba sin su estrella

Dragan Milosavljevic también jugará hoy de base. /ACBFotos
Dragan Milosavljevic también jugará hoy de base. / ACBFotos

Casimiro apuesta por Milosavljevic y el canterano Sánchez para cubrir las bajas de Jaime Fernández y Díaz

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Más difícil todavía para el Unicaja. Si el equipo malagueño había cubierto hasta ahora con solvencia la baja de Alberto Díaz, su pulmón defensivo, ahora deberá sobreponerse a la lesión de su estrella, Jaime Fernández. El madrileño es baja de forma indeterminada por un edema óseo en la rodilla izquierda. Su regreso a las pistas esta condicionado por el dolor que siente en la articulación. Si las sensaciones que tiene son buenas, jugará el sábado ante el Andorra, pero si no es así, también será baja.

Así que el Unicaja deberá sobreponerse a la pérdida de su estrella, que también es el mejor jugador de la Liga Endesa, para el choque de esta tarde en la pista del Fraport Skyliners (19.00, Teledeporte), un rival complicado, que está jugando un buen baloncesto que destaca por su insistencia en el triple y alegría ofensiva.

No se rasgó las vestiduras Luis Casimiro por este nuevo contratiempo. Buscó soluciones en su plantilla y en la cantera y señaló a los elegidos para cubrir las ausencias de dos jugadores esenciales. El canterano Pablo Sánchez y Dragan Milosavljevic serán los encargados de darle minutos de refresco a Brian Roberts en el puesto de base. Nuevo voto de confianza del técnico para Sánchez, al que ve preparado para echar una mano, y también refuerza su apuesta por el serbio, hombre para todo. Casimiro conoce bien la capacidad de Milosavljevic para actuar como base, así que no le inquieta que el serbio asuma las riendas del equipo. Probablemente, después de los dos bases y de Jaime Fernández, es el que mejor manejo de balón tiene en la plantilla malagueña.

Adaptación

«Creo que Pablo se está adaptando al nivel físico que se requiere. Tiene el talento, pero ahora se está adaptando al esfuerzo que hace falta para jugar con el equipo profesional. Desde fuera puede parecer sencillo, pero es lo que más les choca a los chicos que vienen de la cantera. El ritmo, el nivel físico y la exigencia, porque todo sucede más rápido, con más fuerza... Sabemos que va a haber más oportunidades para otros jugadores para que puedan crecer desde esas oportunidades que surgen cuando aparecen los problemas. Sobre todo nos puede ayudar Dragan. En su etapa en el Alba Berlín manejaba mucho más la bola, tenía más protagonismo y puede hacerlo», explicó el técnico.

Le espera un partido complejo al Unicaja frente a un equipo sin pívots grandes, que ha evolucionado en su rendimiento y que busca con insistencia el triple. ««Ellos reaccionaron bien a la derrota que encajaron aquí. Ya dije entonces que habíamos desdibujado a este equipo, pero se trata de un buen equipo. Hacen un buen uso de la línea de tres puntos, donde Murphy está lanzando con un 70% de eficacia. Han perdido a sus 'cincos' y juegan con falsos pívots porque sus 'cuatros' juegan de 'cincos', hacen muchas continuaciones abiertas, abren mucho el campo y esto les hacen ser muy peligrosos con un nivel de acierto bastante grande», reconoció.

En el punto de mira

Erik Murphy. Ala-pívot
El jugador finlandés es la principal amenaza para el Unicaja esta noche. Viene de anotar 33 puntos ante el Fiat Turín con 5/6 en triples, donde se muestra casi infalible con un 70% de eficacia esta temporada. Impresionante.

 

Fotos

Vídeos