El Unicaja renueva su opción preferente sobre Francis Alonso y Rubén Guerrero con una oferta en firme

Francis Alonso y Rubén Guerrero posan en una imagen de la temporada pasada. /Twitter
Francis Alonso y Rubén Guerrero posan en una imagen de la temporada pasada. / Twitter

El club da un paso clave para retener a los dos jugadores malagueños que acaban su ciclo en la NCAA, y ahora falta conocer si tienen propuestas alternativas

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Paso casi definitivo para que el Unicaja fiche a Rubén Guerrero y Francis Alonso para las próximas temporadas. El club ha cumplido con la normativa que estipula el convenio colectivo y ha comunicado a la ACB y a la Federación que renueva el derecho de inscripción preferente sobre los dos jugadores malagueños que se formaron en la cantera de Los Guindos y que en las próximas semanas acaban su etapa de cuatro años en la Liga Universitaria de Estados Unidos (NCAA).

El Unicaja tenía hasta el 31 de marzo para utilizar esta 'herramienta' que contempla la normativa y así lo ha hecho, según pudo saber SUR. Al tratarse de dos jugadores que han militado en equipos de fuera de España, el convenio colectivo también estipula que la notificación también debe ser remitida a la Federación Española. Todos los pasos a seguir están detallados en el acuerdo entre el sindicato de jugadores y la ACB, y se se señala que, después del 31 de marzo, el club en cuestión, el Unicaja, tiene dos días de margen para trasladar una oferta cualificada. Según, se ha explicado, la propuesta es la misma que se hizo hace dos temporadas, pero actualizada en tiempo y forma. También se explica cuál debe ser la cuantía mínima de esta propuesta contractual, que se estipula según franjas de edad en el convenio, pero que en el caso de Francis Alonso y Rubén Guerrero se multiplica por dos porque es la tercera vez que el club ejerce esta opción preferente para retenerlos. Sin embargo, lo que no ha trascendido es si la propuesta del Unicaja se ajusta al mínimo estipulado o es mayor, ni la duración, aunque podría ser por tres temporadas.

Esta paso que ha dado el Unicaja ya lo hizo campañas anteriores, pero la diferencia es importante, pues si no lo hubiese ratificado ahora, los dos jugadores habrían quedado libres para fichar por otro equipo. Este derecho, sólo es efectivo si Alonso y Guerrero vuelven a España y no tiene validez fuera de la ACB.

Ahora llega la segunda parte del asunto. Este movimiento del Unicaja no es definitivo para que pueda fichar a los dos jugadores malagueños, pero sí le permite tener la capacidad de igualar cualquier oferta de otros clubes interesados en ambos. Si esto se produce, está por ver si el Unicaja entrará en la puja por alguno de ellos.

Esta renovación del derecho de inscripción preferente contemplada en el artículo 15 del convenio colectivo de la Asociación de Baloncestistas Profesionales con la ACB no quiere decir que Alonso y Guerrero vayan a jugar sí o sí la próxima temporada en Málaga. Todo apunta a que si el club finalmente los retiene, podrían salir cedidos para seguir formándose ahora ya en otro equipo de la Liga Endesa, para así valorar su nivel.

Hay otro aspecto que será determinante para saber si alguno de ellos o los dos se quedan en la primera plantilla cajista, como es la propia confección de la misma. Parece claro que Guerrero, un pívot de 2,13 metros y 23 años, encaja como quinto hombre alto de la rotación. Después de un año en blanco por un cambio de universidad, jugó esta temporada con Samford y promedio 13,5 puntos y 8,4 rebotes en la que ha sido su mejor campaña en la NCAA.

El caso de Francis Alonso, campeón de Europa sub-20, es distinto. El escolta ha hecho historia con la Universidad de Greensboro en la que ha pulverizado los registros de partidos, puntos y triples anotados (17,6 puntos y 37,1% en tiros de tres). Su puesto en el perímetro tiene un encaje más complicado, aunque podría ser el tercer escolta llegado el momento.

Su gran trayectoria en Estados Unidos ha generado ya el interés de otros equipos de la ACB y no se descarta que reciba una oferta alternativa a la del Unicaja, pues hay pocos jugadores nacionales con sus características.