Una digna pelea sin premio para el Unicaja en Madrid (89-82)

Lessort se lamenta en una acción del partido de ayer. /Agencia Lof
Lessort se lamenta en una acción del partido de ayer. / Agencia Lof

El equipo de Casimiro de tú a tú en la pista del Real Madrid, pero no pudo aguantar el ritmo al final

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

Cuando se roza la victoria con la punta de los dedos en una pista en la que no se gana desde hace una década y contra uno de los mejores equipos de Europa, duele perder en los últimos instantes. Es lo que le pasó ayer al Unicaja en la cancha del Real Madrid, en un partido en el que compitió cara a cara y que perdió en los dos últimos minutos, con un parcial en contra de 12-1 que resultó fulminante (89-82). Pero en el contexto del cuadro malagueño, sirve el partido para sacar lecturas positivas. Que en el tercer partido de Liga sea capaz de plantarle cara al conjunto de Laso, una máquina de ganar muy bien engrasada, es digno de resaltar.

Tiene mimbres el cuadro malagueño de equipo batallador, que no da su brazo a torcer y que tiene muchos recursos. También hay mucho que mejorar, a la hora de cerrar el rebote o de encajar parciales. Pero la sensación es de que el equipo está alcanzando cierto ritmo en su juego bastante pronto.

Es muy difícil aguantarle el pulso al Real Madrid cuando has llegado a ir perdiendo por 15 puntos en el segundo cuarto, pero el Unicaja se agarró al partido para entrar en el último cuarto por delante y sólo hincó la rodilla en los dos últimos minutos.

Se topó el equipo de Los Guindos con un Tavares absolutamente determinante. Si Llull fue elegido hace poco por las franquicias de la NBA como el mejor jugador del baloncesto europeo, Tavares es posiblemente el mejor '5' de la Euroliga y la Liga Endesa. Terminó con 27 de valoración y su impacto en el partido fue total, tanto en defensa como en ataque. En el lado positivo visitante, además del gran esfuerzo colectivo, destacó Shermadini, que no se arrugó ante el caboverdiano, pero sobre todo Milosavljevic. El serbio (15 puntos) hizo uno de sus mejores partidos con la camiseta del Unicaja y demostró que está preparado para sumar esta temporada mucho más.

Sin complejos

Empezó bien el Unicaja, sin complejos. Shermadini atacaba con descaro a Tavares y Wiltjer anotaba dos triples para el 4-11 de salida. Tardó poco el Real Madrid en meterse en el partido, justo el tiempo que necesitó Tavares para imponer su ley. El techo de la Liga Endesa puso sus 2,20 centímetros de altura al servicio de su equipo y el partido cambió. El pívot del Real Madrid estaba en todos lados, ya sea taponando o reboteando en defensa como machacando el aro del Unicaja. El primer cuarto era para el conjunto de Pablo Laso por 21-15, con Tavares dominante (14 de valoración) y una gran diferencia en los rebotes a favor del equipo local.

En el segundo parcial, con la entrada de Kuzmic –recuerden, el canterano más rentable de la historia del Unicaja, vendido a los Warriors tras jugar algo más de un minuto con la camiseta verde–, el conjunto de Casimiro trató de darle la vuelta al partido. Los triples de Waczynski y Suárez permitieron un parcial de 1-10 y el Unicaja se puso otra vez por delante. Pero llegó otro parcial local, esta vez de la mano de un certero Carroll, que anotó tres triples. El Unicaja además volvía a tener un problema con las pérdidas de balón, siete en el segundo parcial, y el Madrid no perdía ocasión para anotar (48-36).

Más

El Unicaja no se vino abajo y logró reducir las pérdidas. La entrada de Milosavljevic le dio al cuadro malagueño aire en ataque. El alero fue capaz de anotar y también de generar juego para sus compañeros. Además, Salin hacía añicos la defensa local con dos triples. El Unicaja llegó a endosarle al Real Madrid un parcial de 0-14 y entraba en el último cuarto dos arriba (62-64).

Iba a ser difícil aguantar esa ventaja y el Madrid empezó con un parcial de 7-0 gracias a la intensidad de Deck. De nuevo Milosavljevic y el acierto de Roberts permitían que el Unicaja se pusiera otra vez por delante (77-81). Laso pidió tiempo muerto a falta de 2:32, reprendió a sus jugadores y puso otra vez en pista a Tavares. El pívot africano pronto anotó cuatro puntos y taponó a Lessort. Un 2+1 de Campazzo y un triple de Llull pusieron la puntilla. Apretó en defensa el Madrid y los visitantes se bloquearon al final para encajar su primera derrota en la Liga Endesa (89-82). Eso sí, con la cabeza alta.

89 Real Madrid

Llull (6), Taylor (6), Causeur (5), Randolph (10) y Tavares (14) -cinco inicial-, Fernández (4), Campazzo (13), Reyes (10), Carroll (10), Deck (6), Kuzmic (2) y Prepelic (3).

82 Unicaja

Roberts (12), Fernández (5), Díez (2), Wiltjer (11) y Shermadini (13) -quinteto titular-, Díaz (3), Salin (8), Milosavljevic (15), Waczynski (3), Lessort (5) y Suárez (5).

parciales.
21-15; 27-21; 14-28 y 27-18.
árbitros.
Miguel Ángel Pérez Pérez, Luis Miguel Castillo y Martín Caballero. Eliminaron por faltas a Brian Roberts (min 40).
cancha.
Partido de la tercera jornada de la Liga Endesa disputado en el WiZink Center de Madrid ante 8.217 espectadores. Antes del inicio, se guardó un minuto de silencio en memoria de José Luis Cortés, exjugador del Real Madrid de 1958 a 1962 recientemente fallecido

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos