Fran Vázquez: «Ahora sí veo más cerca el final de mi carrera»

Fran Vázquez: «Ahora sí veo más cerca el final de mi carrera»

El pívot gallego vuelve a Málaga como el mejor jugador del Zaragoza, próximo rival del Unicaja

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Fran Vázquez protagoniza este sábado su enésimo regreso a Málaga. El gallego, formado en la cantera del Unicaja, es uno de los pilares del Tecnyconta Zaragoza que visita el Palacio este sábado (20.30 horas). El pívot que sonó este verano como posible refuerzo encara la recta final de su carrera a los 35 años, pero su rendimiento sigue fiable, como lo demuestra el hecho de que es el jugador más valorado de su equipo. Dice que se siente un jugador querido por los aficionados malagueños, habla de su amistad con Alberto Díaz y elogia el trabajo de Casimiro en el conjunto cajista.

-Cómo le van las cosas por Zaragoza, su nuevo destino en la Liga.

-Las sensaciones son buenas, y aunque hemos perdido un par de partidos, no ha sido de forma abultadas. Hemos jugado cada vez mejor y eso es con lo que me quedo, porque veo que el equipo funciona cuando se pone a trabajar duro. Somos diez jugadores nuevos y esta situación es lógica porque estamos en esa dinámica de conocernos mejor y conjuntarnos.

-Usted tenía varias ofertas este verano, pero se decantó por la de Zaragoza. ¿A qué se debió esta elección?

-Bueno, hubo de todo. Se habló mucho de la posibilidad de jugar en Málaga, que finalmente optó por apostar por gente de la cantera. A partir de ahí, tenía otras cosas y quería ver cómo respondía jugando sólo un partido a la semana. Es algo que no he hecho desde hace muchas temporadas, para poder disfrutar también de otras cosas. Cada propuesta tenía sus motivaciones, en Málaga, volver a ganar la Eurocup, en otros equipos, también jugar en Europa y aquí, había otras cosas.

-¿La opción de Málaga fue real?

-Durante los veranos siempre hay cantidad de rumores. No sé hasta qué punto pudo hacerse realidad, luego el club tomó la decisión de apostar por un jugador de la cantera, que es algo que yo respeto mucho. Como pienso que todavía puedo disfrutar mucho del baloncesto, pues estudié otras alternativas.

-Viendo sus números, su nivel no ha decrecido ni un ápice.

-Comencé la temporada con unas molestias en el tobillo, pero ahora me siento bien. Lo importante es que el equipo ha ganado un par de partidos. Mi función aquí es la propia de un veterano, ayudar en las cosas que mejor conozco y dar serenidad al equipo.

-A pesar de que se encuentra bien físicamente, tiene ya 35 años. ¿Comienza a ver cerca el final de su carrera?

-Antes esto me quedaba lejos, pero ahora sí que está más cerca el final. Ahora mismo no pienso demasiado en esto, y estoy centrado en tratar de disfrutar de los dos años que voy a jugar aquí en Zaragoza. Después llegará el momento de tomar decisiones.

-¿Se ve vinculado al baloncesto cuando cuelgue las zapatillas?

-Mi intención es esa. Quiero seguir vinculado al deporte y al baloncesto. Es lo que he mamado durante toda mi vida y pienso que puedo ayudar a la gente joven que empieza como yo lo hice. Si alguien quiere contar conmigo, mi idea es seguir vinculado a eso.

-Su equipo es cuarto por la cola y se va a encontrar a un Unicaja en gran momento…

-Sé que será complicado. He vivido esa pista tanto a favor como en contra y sé que no es fácil. El Unicaja ha hecho un buen equipo, con jugadores de casa y buenos fichajes. Será un partido muy complicado, pero vamos preparados para dar guerra y pelear como al final. Vienen de una prórroga y es importante apretarles hasta el final porque estarán cansados. Tienen a gente en buen momento como Jaime Fernández, que está jugando a un nivel increíble, y jugadores como Shermadini que siempre produce. Pueden acusar la baja de Alberto que ayuda mucho y da estabilidad al equipo.

-Ha mencionado a Alberto Díaz. Sé que siente su ausencia porque usted conectó muy bien tanto en la selección como en el Unicaja.

-Alberto es un tío genial. Sólo se puede hablar bien de él. Es una persona que nunca da nada por perdido ni a nivel deportivo ni personal. Siempre hemos tenido buena relación y, aunque no estemos en el mismo equipo, siempre hemos seguido en contacto. Su constancia le ha llevado a lo máximo, como es la selección. Ahora debe tener tranquilidad para afrontar la lesión.

-¿Cómo de importante está siendo Luis Casimiro en el buen momento del Unicaja?

-No he trabajado con él, pero es evidente que es un gran entrenador. Entiendo que al principio se tuviesen dudas, porque todo era nuevo respecto a la etapa de Joan Plaza. Pero ha demostrado su capacidad en los equipos que ha estado. Se ha quedado con lo mejor de unos jugadores que se han adaptado muy bien a lo que él quiere. Juegan muy bien y han sacado adelante partidos muy complicados.

-Su última imagen en Málaga fue en aquella rueda de prensa en la que usted se emocionó mucho explicando su vuelta a la selección. Después de muchos años en los que se habló de su negativa a jugar con España, es llamativo lo mucho que ha disfrutado con la selección en las famosas 'ventanas' de la FIBA.

-La verdad es que sí. Era la ilusión de un niño de ver a su padre jugar con España y eso me motivó. La selección atravesaba un momento difícil porque no había jugadores de la Euroliga ni de la NBA, y me ha encantado defender la camiseta nacional, y estoy ahí para lo que haga falta. Fue un acierto jugar con España.

-¿Qué importancia tuvo Scariolo en esa decisión? Ya sabe que es un tipo que está pendiente de todo. ¿Le ha comentado ya algo de la próxima 'ventana'?

De momento, nada. Sí que le he escrito después de que se marchase a Estados Unidos. Me siento parte de este grupo y estoy preparado.

-Al margen de esa motivación de que su hijo le viera jugar con España, ¿por qué ahora sí y antes no?

-Bueno, más que nada por ese conflicto que había. La realidad es que no tenían jugadores. Hablé con Jorge (Garbajosa) y con Sergio. Fueron claros y me dijeron que querían contar conmigo y que me necesitaban. Fueron muy sinceros.

-¿Qué recibimiento espera? Aunque usted haya hecho carrera fuera, es canterano del Unicaja, vive en Málaga y aquí fijará su residencia en el futuro.

-(Risas) Espero que bueno. La última vez que fui con el Tenerife, me recibieron muy bien. Allí siento que la gente me quiere, porque cada vez que estoy en Málaga, me paran por la calle, me preguntan cómo me va. Me siento respetado y querido por los aficionados del Unicaja.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos