Jaime Fernández (Unicaja) en vestuarios tras la derrota contra el Valencia